Actualidad

Noticias

Se actualiza la lista de sustancias prioritarias en el ámbito de la calidad del agua

Publicado el 12/01/2012

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone


La Comisión Europea ha aprobado una propuesta de Directiva que añade quince productos químicos a la lista de 33 contaminantes sujetos a vigilancia y control en las aguas superficiales de la UE. Las nuevas sustancias incluyen productos químicos industriales, biocidas y productos farmacéuticos y fitosanitarios y han sido seleccionadas por existir pruebas científicas que indican que pueden suponer un riesgo importante para la salud.
En el caso de seis de las quince nuevas sustancias prioritarias, la clasificación propuesta implica que sus vertidos al agua deben eliminarse progresivamente en el plazo de veinte años. 
Las quince sustancias propuestas son las siguientes:
  • sustancias fitosanitarias: aclonifén, bifenox, cipermetrina, dicofol, heptacloro y quinoxifeno;
  • sustancias utilizadas en biocidas: cibutrina, diclorvós y terbutrina;
  • sustancias químicas industriales: ácido perfluorooctanosulfónico (PFOS) y hexabromociclododecano (HBCDD);
  • productos derivados de la combustión: dioxina y policlorobifenilos (PCB) similares a las dioxinas;
  • sustancias farmacéuticas: 17 alfa-etinilestradiol (EE2), 17 beta-estradiol (E2) y diclofenaco. 
La Comisión también propone mejoras en el seguimiento y la notificación de los contaminantes químicos en el agua y un mecanismo para obtener mejor información sobre las concentraciones de otros contaminantes. 
La propuesta de Directiva se transmitirá al Parlamento Europeo y al Consejo para su debate y adopción. 
Por otra parte, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) ha indicado que existen 625 sustancias químicas altamente tóxicas para la salud y el medio ambiente que no han sido registradas, a pesar de que el reglamento REACH (Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de las sustancias y mezclas químicas) establece que estas sustancias deberían haberse registrado antes del 30 de noviembre de 2010 si su volumen de producción es igual o superior a una tonelada al año. Eso significa que se podrían estar utilizando, importando o fabricando en España.