Actualidad

Noticias

Nuevos requisitos de seguridad para la gestión del envejecimiento en centrales nucleares

Publicado el 02/07/2009

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

INSTRUCCIÓN IS-22, de 1 de julio de 2009, del Consejo de Seguridad Nuclear, sobre requisitos de seguridad para la gestión del envejecimiento y la operación a largo plazo de centrales nucleares.



Esta Instrucción establece los criterios para la gestión del envejecimiento de los componentes de las centrales nucleares, incluida la gestión en el caso de la explotación a largo plazo.
 
La Instrucción resulta de aplicación a todas las centrales nucleares que contengan uno o más reactores nucleares de potencia de los tipos PWR y BWR.
 
Con una antelación de tres años antes de la fecha en la que deba procederse a la renovación de la autorización de explotación de una central térmica, el titular deberá presentar un informe de gestión del envejecimiento que incluya el periodo de explotación a largo plazo con el contenido señalado en el apartado 5.2 de esta IT IS-22. Se deberá presentar una actualización de la documentación, incluyendo las modificaciones producidas, un año antes de la fecha de renovación de la citada autorización. 
 
Durante el periodo de explotación a LARGO PLAZO de una central nuclear se realizarán las actividades necesarias de gestión del envejecimiento de las ESC (estructuras, sistemas y componentes), asegurándose la vigilancia, control y mitigación de los mecanismos de envejecimiento y degradación de los elementos relacionados con la seguridad. Se deberá contemplar un procedimiento formal de identificación e implantación de propuestas de mejora (nuevas actividades de inspección, pruebas y vigilancia y mantenimiento).
 
Los resultados de esa revisión periódica se incorporarán a un plan de gestión del envejecimiento a largo plazo (PGE-LP). 
 
El titular de la central nuclear remitirá, en el primer semestre de cada año natural, un INFORME que contenga las actividades del plan de gestión de envejecimiento a largo plazo, en el que se incluya la vigilancia, el control y la mitigación de los mecanismos de envejecimiento y degradación de los elementos relacionados con la seguridad y de los elementos relevantes para la seguridad y en el que se identifiquen las propuestas de mejora. 
 
Para la renovación de la Autorización de explotación de una central nuclear más allá del periodo previsto en su diseño inicial se incluirá un plan integrado de evaluación y gestión del envejecimiento (PIEGE), constituido por una serie de estudios de gestión del envejecimiento, que garanticen la funcionalidad de los elementos relacionados con la seguridad considerando el nuevo periodo de explotación. 
 
Durante el PERIODO DE VIDA DE DISEÑO de la central nuclear el titular deberá realizar las actividades necesarias de gestión del envejecimiento de las ESC (estructuras, sistemas y componentes), incluyendo medidas de vigilancia, control y mitigación de los mecanismos de envejecimiento de los elementos relacionados con la seguridad, identificando las propuestas de mejora (nuevas actividades de inspección, pruebas, vigilancia y mantenimiento). 
 
Las conclusiones de esa revisión periódica se incorporarán a un plan de gestión de vida (PGV). 
 

Los titulares de centrales nucleares realizarán informes anuales de gestión del envejecimiento, dentro del periodo de vida del diseño, que serán remitidos dentro del primer semestre de cada año. El informe contendrá las actividades del Plan de Gestión de Vida (PGV) de la instalación, en el que se incluye la vigilancia, control y mitigación de los mecanismos de envejecimiento de los elementos relacionados con la seguridad y los elementos relevantes y el estado de los mismos, identificándose las propuestas de mejora.