Actualidad

Noticias

Importancia de la especiación para el control de la calidad del aire

Publicado el 05/10/2015

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

La especiación de las partículas respirables cobra cada vez más importancia desde el punto de vista epidemiológico y técnico para determinar potenciales efectos de la contaminación del aire sobre la salud humana



Las partículas en suspensión son aquellas partículas presentes en el aire que, debido a que disponen de un tamaño lo suficientemente reducido, pueden permanecer en el mismo por un tiempo indeterminado e incorporarse a las vías respiratorias de los seres vivos o depositarse finalmente sobre la superficie. El tiempo de residencia en la atmósfera, su capacidad para penetrar en las vías respiratorias, depositarse o generar daños depende de dos factores esenciales: el tamaño de la partícula y su composición.

En este sentido, la normativa y los métodos de muestreo se centran en el tamaño de las partículas, ya que resulta ser el factor principal para la mayor o menor penetración en las vías respiratorias. Así, resulta obligatorio para las redes de control de la contaminación la determinación de partículas de menos de 10 micrómetros de diámetro (10µm), denominadas fracción PM10, ya que son las partículas que presentan una mayor capacidad de acceso a las vías respiratorias y, por lo tanto, mayor afección a las mismas. Dentro de la fracción PM10, las partículas más pequeñas (menores de 2,5 µm, PM2,5) se depositan en los alvéolos, la parte más profunda del sistema respiratorio, quedando atrapadas y pudiendo generar efectos severos sobre la salud.

Por tanto, el creciente interés existente en la actualidad por la investigación en el campo del material particulado atmosférico se debe a la identificación de dichos efectos adversos sobre la salud y los ecosistemas. El conocimiento de la composición química de las partículas que se encuentran en el aire es importante desde el punto de vista epidemiológico y técnico, ya que permite por un lado determinar el potencial efecto en la salud humana por la presencia de determinadas sustancias tóxicas y cancerígenas y, por otro, valorar el aporte de las fuentes de emisión, tanto naturales como antropogénicas, a la contaminación del aire ambiente. 

El Laboratorio de Ensayo de ENVIRA Ingenieros Asesores, ha adquirido en los últimos tiempos una elevada experiencia en la especiación de partículas en suspensión. Ha puesto a punto metodologías basadas en normas de referencia para la determinación de aniones y cationes y dispone de metodologías acreditadas, tal y como establece el Real Decreto 102/2011, de 28 de enero, relativo a la mejora de la calidad del aire, tanto para la determinación de la concentración másica de PM10 o PM2,5 de la materia particulada en suspensión (UNE-EN 12341:2015) como para la medida de metales (Pb, Cd, As y Ni y otros muchos) en la fracción PM10 (UNE-EN 14902:2006) o para la medición de la concentración de benzo(a)pireno en el aire ambiente (UNE-EN 15549:2008) y otros hidrocarburos aromáticos policíclicos, lo que le convierte en laboratorio de referencia para los estudios de especiación de materia particulada en suspensión.