Actualidad

Noticias

Tablas de mantenimiento contra incendios

Publicado el 31/08/2018

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
red-flame-fire-machine-bottle-exercise-1331226-pxhere.com

Consulta la tabla de mantenimiento de sistemas y equipos contra incendios más completa.

Los sistemas de protección contra incendios deben ser sometidos a una serie de trabajos de mantenimiento periódicos con el fin de ofrecer el máximo nivel de protección y seguridad para el cual han sido diseñados.

Llevar a cabo las revisiones periódicas de manera rigurosa no solo es importante para cumplir con la normativa vigente, sino que también ayuda a detectar cualquier anomalía en el funcionamiento de algún sistema. El mantenimiento de los sistemas contra incendios garantiza que las instalaciones estén siempre operativas y a punto para que se activen en cualquier momento.

Desde ENVIRA Ingenieros Asesores adjuntamos una tabla informativa sobre el mantenimiento de equipos y sistemas contra incendios:

 

Tabla I. Programa de mantenimiento trimestral y semestral de los sistemas de protección activa contra incendios

Operaciones a realizar por personal especializado del fabricante, de una empresa mantenedora, o bien, por el personal del usuario o titular de la instalación:

Equipo o sistemaCada
Tres mesesSeis meses
Sistemas de detección y alarma de incendios.
Requisitos generales.
Paso previo: Revisión y/o implementación de medidas para evitar acciones o maniobras no deseadas durante las tareas de inspección.
Verificar si se han realizado cambios o modificaciones en cualquiera de las componentes del sistema desde la última revisión realizada y proceder a su documentación.
Comprobación de funcionamiento de las instalaciones (con cada fuente de suministro). Sustitución de pilotos, fusibles, y otros elementos defectuosos.
Revisión de indicaciones luminosas de alarma, avería, desconexión e información en la central.
Mantenimiento de acumuladores (limpieza de bornas, reposición de agua destilada, etc.).
Verificar equipos de centralización y de transmisión de alarma.
Sistemas de detección y alarma de incendios.
Fuentes de alimentación.
Revisión de sistemas de baterías:
Prueba de conmutación del sistema en fallo de red, funcionamiento del sistema bajo baterías, detección de avería y restitución a modo normal.
Sistemas de detección y alarma de incendios.
Dispositivos para la activación manual de alarma.
Comprobación de la señalización de los pulsadores de alarma manuales.Verificación de la ubicación, identificación, visibilidad y accesibilidad de los pulsadores.
Verificación del estado de los pulsadores (fijación, limpieza, corrosión, aspecto exterior).
Sistemas de detección y alarma de incendios.
Dispositivos de transmisión de alarma.
Comprobar el funcionamiento de los avisadores luminosos y acústicos.
Si es aplicable, verificar el funcionamiento del sistema de megafonía.
Si es aplicable, verificar la inteligibilidad del audio en cada zona de extinción.
Extintores de incendio.Realizar las siguientes verificaciones:
– Que los extintores están en su lugar asignado y que no presentan muestras aparentes de daños.
– Que son adecuados conforme al riesgo a proteger.
– Que no tienen el acceso obstruido, son visibles o están señalizados y tienen sus instrucciones de manejo en la parte delantera.
– Que las instrucciones de manejo son legibles.
– Que el indicador de presión se encuentra en la zona de operación.
– Que las partes metálicas (boquillas, válvula, manguera…) están en buen estado.
– Que no faltan ni están rotos los precintos o los tapones indicadores de uso.
– Que no han sido descargados total o parcialmente.
También se entenderá cumplido este requisito si se realizan las operaciones que se indican en el «Programa de Mantenimiento Trimestral» de la norma UNE 23120.
Comprobación de la señalización de los extintores.
Bocas de incendio equipadas (BIE).Comprobación de la señalización de las BIEs.
Hidrantes.Comprobar la accesibilidad a su entorno y la señalización en los hidrantes enterrados.
Inspección visual, comprobando la estanquidad del conjunto.
Quitar las tapas de las salidas, engrasar las roscas y comprobar el estado de las juntas de los racores.
Comprobación de la señalización de los hidrantes.
Engrasar la tuerca de accionamiento o rellenar la cámara de aceite del mismo.
Abrir y cerrar el hidrante, comprobando el funcionamiento correcto de la válvula principal y del sistema de drenaje.
Columnas secas.Comprobación de la accesibilidad de la entrada de la calle y tomas de piso.
Comprobación de la señalización.
Comprobación de las tapas y correcto funcionamiento de sus cierres (engrase si es necesario).
Maniobrar todas las llaves de la instalación, verificando el funcionamiento correcto de las mismas.
Comprobar que las llaves de las conexiones siamesas están cerradas.
Comprobar que las válvulas de seccionamiento están abiertas.
Comprobar que todas las tapas de racores están bien colocadas y ajustadas.
Sistemas fijos de extinción:
Rociadores automáticos de agua.
Agua pulverizada.
Agua nebulizada.
Espuma física.
Polvo.
Agentes extintores gaseosos.
Aerosoles condensados.
Comprobación de que los dispositivos de descarga del agente extintor (boquillas, rociadores, difusores, …) están en buen estado y libres de obstáculos para su funcionamiento correcto.
Comprobación visual del buen estado general de los componentes del sistema, especialmente de los dispositivos de puesta en marcha y las conexiones.
Lectura de manómetros y comprobación de que los niveles de presión se encuentran dentro de los márgenes permitidos.
Comprobación de los circuitos de señalización, pilotos, etc.; en los sistemas con indicaciones de control.
Comprobación de la señalización de los mandos manuales de paro y disparo.
Limpieza general de todos los componentes.
Comprobación visual de las tuberías, depósitos y latiguillos contra la corrosión, deterioro o manipulación.
En sistemas que utilizan agua, verificar que las válvulas, cuyo cierre podría impedir que el agua llegase a los rociadores o pudiera perjudicar el correcto funcionamiento de una alarma o dispositivo de indicación, se encuentran completamente abiertas.
Verificar el suministro eléctrico a los grupos de bombeo eléctricos u otros equipos eléctricos críticos.
Sistemas de abastecimiento de agua contra incendios.Verificación por inspección de todos los elementos, depósitos, válvulas, mandos, alarmas motobombas, accesorios, señales, etc.
Comprobación del funcionamiento automático y manual de la instalación, de acuerdo con las instrucciones del fabricante o instalador.
Mantenimiento de acumuladores, limpieza de bornas (reposición de agua destilada, etc.). Verificación de niveles (combustible, agua, aceite, etc.).
Verificación de accesibilidad a los elementos, limpieza general, ventilación de salas de bombas, etc.
Accionamiento y engrase de las válvulas. Verificación y ajuste de los prensaestopas.
Verificación de la velocidad de los motores con diferentes cargas.
Comprobación de la alimentación eléctrica, líneas y protecciones.
Sistemas para el control de humos y de calor.Comprobar que no se han colocado obstrucciones o introducido cambios en la geometría del edificio (tabiques, falsos techos, aperturas al exterior, desplazamiento de mobiliario, etc.) que modifiquen las condiciones de utilización del sistema o impidan el descenso completo de las barreras activas de control de humos.
Inspección visual general.
Comprobación del funcionamiento de los componentes del sistema mediante la activación manual de los mismos.
Limpieza de los componentes y elementos del sistema.

Tabla II. Programa de mantenimiento anual y quinquenal de los sistemas de protección activa contra incendios

Operaciones a realizar por el personal especializado del fabricante o por el personal de la empresa mantenedora:

Equipo o sistemaCada
AñoCinco años
Sistemas de detección y alarma de incendios.
Requisitos generales.
Comprobación del funcionamiento de maniobras programadas, en función de la zona de detección.
Verificación y actualización de la versión de «software» de la central, de acuerdo con las recomendaciones del fabricante.
Comprobar todas las maniobras existentes: Avisadores luminosos y acústicos, paro de aire, paro de máquinas, paro de ascensores, extinción automática, compuertas cortafuego, equipos de extracción de humos y otras partes del sistema de protección contra incendios.
Se deberán realizar las operaciones indicadas en la norma UNE-EN 23007-14.
Sistemas de detección y alarma de incendios.
Detectores.
Verificación del espacio libre, debajo del detector puntual y en todas las direcciones, como mínimo 500 mm.
Verificación del estado de los detectores (fijación, limpieza, corrosión, aspecto exterior).
Prueba individual de funcionamiento de todos los detectores automáticos, de acuerdo con las especificaciones de sus fabricantes.
Verificación de la capacidad de alcanzar y activar el elemento sensor del interior de la cámara del detector. Deben emplearse métodos de verificación que no dañen o perjudiquen el rendimiento del detector.
La vida útil de los detectores de incendios será la que establezca el fabricante de los mismos, transcurrida la cual se procederá a su sustitución. En el caso de que el fabricante no establezca una vida útil, esta se considerará de 10 años.
Sistemas de detección y alarma de incendios.
Dispositivos para la activación manual de alarma.
Prueba de funcionamiento de todos los pulsadores.
Sistemas de abastecimiento de agua contra incendios.Comprobación de la reserva de agua.
Limpieza de filtros y elementos de retención de suciedad en la alimentación de agua. Comprobación del estado de carga de baterías y electrolito.
Prueba, en las condiciones de recepción, con realización de curvas de abastecimiento con cada fuente de agua y de energía.
Extintores de incendio.Realizar las operaciones de mantenimiento según lo establecido en el «Programa de Mantenimiento Anual» de la norma UNE 23120.
En extintores móviles, se comprobará, adicionalmente, el buen estado del sistema de traslado.
Realizar una prueba de nivel C (timbrado), de acuerdo a lo establecido en el anexo III, del Reglamento de Equipos a Presión, aprobado por Real Decreto 2060/2008, de 12 de diciembre,
A partir de la fecha de timbrado del extintor (y por tres veces) se procederá al retimbrado del mismo de acuerdo a lo establecido en el anexo III del Reglamento de Equipos a Presión.
Bocas de incendios equipadas (BIE).Realizar las operaciones de inspección y mantenimiento anuales según lo establecido la UNE-EN 671-3.
La vida útil de las mangueras contra incendios será la que establezca el fabricante de las mismas, transcurrida la cual se procederá a su sustitución. En el caso de que el fabricante no establezca una vida útil, esta se considerará de 20 años.
Realizar las operaciones de inspección y mantenimiento quinquenales sobre la manguera según lo establecido la UNE-EN 671-3.
Hidrantes.Verificar la estanquidad de los tapones.Cambio de las juntas de los racores.
Sistemas de columna seca.Prueba de la instalación en las condiciones de su recepción.
Sistemas fijos de extinción:
Rociadores automáticos de agua.
Agua pulverizada.
Agua nebulizada.
Espuma física.
Polvo.
Agentes extintores gaseosos.
Aerosoles condensados.
Comprobación de la respuesta del sistema a las señales de activación manual y automáticas.
En sistemas fijos de extinción por agua o por espuma, comprobar que el suministro de agua está garantizado, en las condiciones de presión y caudal previstas.
En sistemas fijos de extinción por polvo, comprobar que la cantidad de agente extintor se encuentra dentro de los márgenes permitidos.
En sistemas fijos de extinción por espuma, comprobar que el espumógeno no se ha degradado.
Para sistemas fijos de inundación total de agentes extintores gaseosos, revisar la estanquidad de la sala protegida en condiciones de descarga.
Los sistemas fijos de extinción mediante rociadores automáticos deben ser inspeccionados, según lo indicado en «Programa anual» de la UNE-EN 12845.
Los sistemas fijos de extinción mediante rociadores automáticos deben ser inspeccionados cada 3 años, según lo indicado en «Programa cada 3 años» de la UNE-EN 12845.
Nota: los sistemas que incorporen componentes a presión que se encuentre dentro del ámbito de aplicación del Reglamento de Equipos a Presión, aprobado mediante el Real Decreto 2060/2008, de 12 de diciembre, serán sometidos a las pruebas establecidas en dicho Reglamento con la periodicidad que en él se especifique.
Prueba de la instalación en las condiciones de su recepción.
En sistemas fijos de extinción por espuma, determinación del coeficiente de expansión, tiempo de drenaje y concentración, según la parte de la norma UNE-EN 1568 que corresponda, de una muestra representativa de la instalación. Los valores obtenidos han de encontrarse dentro de los valores permitidos por el fabricante.
Los sistemas fijos de extinción mediante rociadores automáticos deben ser inspeccionados cada 10 años, según lo indicado en «Programa de 10 años» de la UNE-EN 12845.
Los sistemas fijos de extinción mediante rociadores automáticos deben ser inspeccionados cada 25 años, según lo indicado en el anexo K, de la UNE-EN 12845.
Sistemas para el control de humos y de calor.Comprobación del funcionamiento del sistema en sus posiciones de activación y descanso, incluyendo su respuesta a las señales de activación manuales y automáticas y comprobando que el tiempo de respuesta está dentro de los parámetros de diseño.
Si el sistema dispone de barreras de control de humo, comprobar que los espaciados de cabecera, borde y junta (según UNE-EN 12101-1) no superan los valores indicados por el fabricante.
Comprobación de la correcta disponibilidad de la fuente de alimentación principal y auxiliar.
Engrase de los componentes y elementos del sistema.
Verificación de señales de alarma y avería e interacción con el sistema de detección de incendios.

Tabla III. Programa de mantenimiento de los sistemas de señalización luminiscente

Operaciones a realizar por personal especializado del fabricante, de una empresa mantenedora, o bien, por el personal del usuario o titular de la instalación:

Equipo o sistemaCada
Año
Sistemas de señalización luminiscente.Comprobación visual de la existencia, correcta ubicación y buen estado en cuanto a limpieza, legibilidad e iluminación (en la oscuridad) de las señales, balizamientos y planos de evacuación.
Verificación del estado de los elementos de sujeción (anclajes, varillas, angulares, tornillería, adhesivos, etc.).

La vida útil de las señales fotoluminiscentes será la que establezca el fabricante de las mismas. En el caso de que el fabricante no establezca una vida útil, esta se considerará de 10 años. Una vez pasada la vida útil, se sustituirán por personal especializado del fabricante o de una empresa mantenedora, salvo que se justifique que la medición sobre una muestra representativa, teniendo en cuenta la fecha de fabricación y su ubicación, realizada conforme a la norma UNE 23035-2, aporta valores no inferiores al 80 % de los que dicte la norma UNE 23035-4, en cada momento. La vida útil de la señal fotoluminiscente se contará a partir de la fecha de fabricación de la misma. Las mediciones que permiten prolongar esta vida útil se repetirán cada 5 años.