Actualidad

Noticias

Aprobado el nuevo reglamento EMAS

Publicado el 01/12/2019

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone
Se conoce como EMAS al REGLAMENTO (CE) Nº 1221/2009 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO, de 25 de noviembre de 2009, relativo a la participación voluntaria de organizaciones en un sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS), y por el que se derogan el Reglamento (CE) nº 761/2001 y las Decisiones 2001/681/CE y 2006/193/CE de la Comisión D.O.U.E. L 342 del 22/12/2009.

¿Qué es el EMAS?

El EMAS se creó en 1993 y ha ido evolucionando con el tiempo. La última actualización del Reglamento del EMAS, que constituye la base jurídica del sistema, data de 2009. Se trata de un modelo Europeo, que permite que las organizaciones se adhieran con carácter voluntario a un sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS). El objetivo de EMAS consiste en promover mejoras continuas del comportamiento medioambiental de las organizaciones mediante el establecimiento y la aplicación de un sistema de gestión medioambiental, la evaluación del comportamiento de tal sistema, la difusión de información sobre comportamiento medioambiental, el diálogo abierto con el público y otras partes interesadas y la implicación activa del personal.
El Reglamento tiene entre otros objetivos aumentar el número de organizaciones que participan en el sistema, a fin de lograr un mejor impacto global de las mejoras medioambientales. Es decir, considera que, cuantas más organizaciones se adhieran a este sistema, mayores serán los beneficios para el medio ambiente ya que esto querrá decir que existirá una mayor compromiso global con la mejora de la sostenibilidad.

Una herramienta de uso voluntario

El EMAS es una herramienta de uso voluntario disponible para cualquier organización que opere en algún sector económico de la Unión Europea o fuera de ella y que desee:
— asumir una responsabilidad medioambiental y económica;
— mejorar su comportamiento medioambiental;
— comunicar sus resultados medioambientales a la sociedad y a las partes interesadas en general.

Organizaciones registradas en EMAS

Las organizaciones que se registren en EMAS han de:
— demostrar que respetan la legislación sobre medio ambiente;
— comprometerse a mejorar continuamente su comportamiento medioambiental;
— demostrar que mantienen un diálogo abierto con todas las partes interesadas;
— implicar a los empleados en la mejora del comportamiento medioambiental de la organización;
— publicar y actualizar una declaración medioambiental del EMAS validada para comunicación externa.
Pero hay más requisitos. Las organizaciones han de:
— llevar a cabo un análisis medioambiental (que incluya la identificación de todos los aspectos medioambientales directos e indirectos);
— registrarse en un organismo competente tras haber superado la verificación.

Logotipo EMAS

Una vez registradas, las organizaciones tienen derecho a utilizar el logotipo del EMAS. Este es el anagrama que les diferenciará y mostrará ante terceros su compromiso medioambiental, es por ello que está restringido su uso a aquellas organizaciones que mantengan su registro.
Aquí te comentamos cuales son los principales indicadores del Reglamento EMAS.