Actualidad

Noticias

Borrador del anteproyecto que modifica la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados

Publicado el 22/05/2018

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

El anteproyecto de la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados incluye como novedad el reciclaje de los biorresiduos, residuos textiles y residuos peligrosos de origen doméstico para mejorar el plan de reciclaje municipal de residuos.

Publicado el borrador de anteproyecto de Ley que modifica la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.  

Para mejorar la gestión y evitar un exceso de contaminación derivada de residuos reciclables, se incluye a esta Ley una modificación que obligará el reciclaje de  residuos textiles y residuos peligrosos de origen doméstico en los hogares.

El objeto de esta Ley es modificar la Ley 22/2011 para establecer la recogida separada y obligatoria de los residuos textiles y de los residuos peligrosos de origen domestico con fecha límite el 31 de diciembre de 2024, así como la recogida separada de biorresiduos antes del 31 de diciembre de 2020 para los municipios de más de cinco mil habitantes y antes del 31 de diciembre de 2023, para el resto de municipios.

El borrador de anteproyecto de ley por la que se modifica la Ley 22/2011 estará disponible en información pública hasta el 19 de junio de 2018.

Estructura de la Ley 22/2011

El Título I de la Ley contiene las disposiciones y los principios generales y se divide en dos capítulos. El capítulo I está dedicado a las disposiciones de carácter general e incluye el objeto, las definiciones, así como la referencia a la clasificación y la lista europea de residuos.

Asimismo, también se introducen las definiciones de residuo doméstico, comercial, industrial, suelo contaminado o compost, negociante y del agente como gestores de residuos.

Se introducen artículos específicos dedicados a los conceptos de subproducto y de fin de la condición de residuo, y se establecen las condiciones que debe cumplir un residuo para considerarse un subproducto o para perder su condición de residuo.

El capítulo II está dedicado a los principios de la política de residuos y a las competencias administrativas. Como novedad, se formula una nueva jerarquía de residuos que explicita el orden de prioridad en las actuaciones en la política de residuos.

El Título II de la Ley regula los planes y programas de gestión de residuos y los programas de prevención de residuos como instrumentos de planificación. Asimismo se establece la posibilidad de adoptar medidas e instrumentos económicos.

El Título III de la Ley desarrolla las obligaciones de los productores y gestores de residuos.

El Título IV delimita el ámbito de la responsabilidad ampliada del productor del producto, estableciendo las obligaciones a las que pueden quedar sometidos los productores.

El Título V contiene la regulación de los suelos contaminados, matizando algunas cuestiones como la determinación de los sujetos responsables de la contaminación de los suelos.

El Título VI regula el Registro de producción y gestión de residuos, que incorpora la información procedente de los registros de las Comunidades Autónomas.

El Título VII regula la responsabilidad, la vigilancia, la inspección y el control, y el régimen sancionador.

Se establecen disposiciones adicionales, entre las que cabe destacar las relacionadas con la sustitución de las bolsas de un solo uso, la coordinación de garantías financieras, la adecuación de la normativa a esta Ley, la tramitación de los procedimientos administrativos y las obligaciones de información.

Se establecen regímenes transitorios en relación con los subproductos, las Ordenanzas de entidades locales, los contratos en vigor de las entidades locales para la gestión de residuos comerciales, los sistemas de responsabilidad ampliada del productor, las garantías financieras vigentes, el Registro de producción y gestión de residuos y para las autorizaciones y comunicaciones.

Quedan derogadas todas aquellas disposiciones que se opongan, contradigan o resulten incompatibles con lo dispuesto en esta Ley, y en particular:

  • La Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos.
  • El capítulo VII, sobre régimen sancionador, y la disposición adicional quinta de la Ley 11/1997, de 24 de abril, de Envases y Residuos de Envases. Los restantes preceptos, en lo que no se opongan a esta Ley, permanecen vigentes con rango reglamentario.

Las funciones realizadas por la Comisión mixta prevista en la citada disposición adicional quinta serán asumidas por la Comisión de coordinación en materia de residuos.

  • La Orden MAM/2192/2005, de 27 de junio, por la que se regulan las bases para la concesión de subvenciones para financiar el transporte a la península, o entre islas, de los residuos generados en las Illes Balears, Canarias, Ceuta y Melilla.