Actualidad

Noticias

Publicada la nueva ley de Residuos y Suelos contaminados para una Economía Circular

Publicado el 12/04/2022

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone
ley de residuos y suelos contaminados

El 9 de abril se ha publicado la nueva Ley 7/2022, de residuos y suelos contaminados, tras una larga espera en su tramitación. En este artículo se resumen las principales novedades del nuevo texto legal de la nueva ley de residuos y suelos contaminados

El sábado 9 de abril de 2022 se publicaba en el BOE la nueva ley de residuos y suelos contaminados, Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular.

En este artículo se resumen las principales novedades del nuevo texto legal de la ley de residuos y suelos contaminados.

El texto legal de la Ley 7/2022, de residuos y suelos contaminados supone la transposición a nuestro ordenamiento jurídico de la Directiva (UE) 2018/851 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de mayo de 2018, por la que se modifica la Directiva 2008/98/CE sobre los residuos, que revisa algunos artículos de la Directiva Marco de residuos, y las principales obligaciones de la Directiva (UE) 2019/904 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de junio de 2019, relativa a la reducción del impacto de determinados productos de plástico en el medio ambiente

¿Qué regula la nueva ley de residuos y suelos contaminados?

La nueva ley de residuos y suelos contaminados tiene por objeto incorporar al ordenamiento jurídico español las modificaciones que fueron introducidas por la Directiva (UE) 2018/851, así como revisar la actual normativa de residuos y suelos contaminados aprobada en la Ley 22/2011, con el fin de cumplir con los nuevos objetivos establecidos en las nuevas directivas europeas de residuos que conforman el Paquete de Economía Circular, así como con los nuevos objetivos derivados de la directiva de plásticos de un solo uso que surgen de la “Estrategia Europea para el plástico en una economía circular”

Entre los principales aspectos objeto de revisión en la nueva Ley de residuos y suelos contaminados se encuentran:

· La responsabilidad ampliada del productor (RAP) en coherencia con la normativa europea

· La revisión del régimen sancionador, incluyendo nuevas infracciones y actualizando sanciones.

· Nuevas definiciones y revisión del ámbito de aplicación.

· El impulso de la economía circular a través de la revisión de los procedimientos de subproducto y fin de condición de residuo, habilitando la posibilidad de desarrollo a nivel autonómico.

· Reforzamiento de la jerarquía de residuos mediante la inclusión de la obligación por parte de las administraciones de adoptar instrumentos económicos.

· Restricciones en materia de plásticos

¿Cuál es la finalidad de la ley de residuos y suelos contaminados?

Los objetivos que persigue la nueva ley de residuos y suelos contaminados son:

· Establecer medidas destinadas a proteger el medio ambiente y la salud humana, mediante la prevención y reducción de la generación de residuos y de sus impactos adversos en el medio ambiente, y mediante la reducción del impacto global del uso de los recursos y la mejora de su eficiencia, avanzando así hacia una economía circular

· Prevenir y reducir el impacto de determinados productos de plástico en el medio ambiente, en particular el medio acuático y en la salud humana.

Objetivos en la nueva ley de residuos y suelos contaminados

La nueva ley de residuos y suelos contaminados establece objetivos y medidas específicas para limitar los impactos derivados de la generación de residuos.

Los objetivos se recogen en el título II del texto legal y pretenden dar continuidad a los establecidos en la Ley 22/2011:

· se deberá reducir el peso de los residuos producidos en un 13 % para 2025 respecto al 2010

· en un 15 % para 2030, respecto a los generados en 2010.

Con el fin de lograr estos objetivos la nueva ley de residuos y suelos contaminados recoge la adopción de medidas encaminadas a la prevención en la generación de residuos. Entre otras, las siguientes:

· Fomento de productos que sean eficientes en el uso de recursos, duraderos, fiables, reparables, reutilizables y actualizables

· Fomento de la reutilización de los productos y componentes de producto;

· Reducción de la generación de residuos en la producción industrial, extracción de minerales y en la construcción

· Reducción de la generación de los residuos alimentarios, estableciendo algunas medidas específicas dirigidas a las industrias alimentarias, las empresas de distribución y de restauración colectiva.

· Reducción del contenido de sustancias peligrosas en materiales y productos

· Freno a la generación de basura dispersa en el medio marino

· Apoyo campañas informativas de sensibilización sobre la prevención de residuos

· Se hace un especial hincapié en la reducción de envases, fomentando el uso de fuentes de agua potable y de envases reutilizables, especialmente en el sector de la hostelería y restauración.

· Promover la reincoporación en las cadenas de valor de subproductos para los que se ha declarado el fin de la condición de residuo

· Fomentar la reducción de residuos en el ámbito del comercio mediante venta de productos a granel, y el empleo de envases o dispositivos reutilizables

· Promoción de modelos de producción y consumo sostenibles y circulares

Obligaciones de los productores y poseedores

La nueva ley de residuos y suelos contaminados contempla y desarrolla las obligaciones para los productores iniciales u otros poseedores de residuos, manteniendo la estructura y la línea jurídica de la normativa anterior, pero sistematizando y aclarado algunas cuestiones fundamentales.

El nuevo texto legislativo de la Ley de residuos y suelos contaminados recoge las obligaciones de los productores y otros poseedores de residuos, tanto en lo referente a la gestión de sus residuos, como al almacenamiento, mezcla, envasado y etiquetado de los mismos. En concreto son obligaciones de los productores iniciales u otros poseedores:

· Realizar el tratamiento de los residuos por sí mismos, siempre que se disponga de la autorización correspondiente

· Encargar el tratamiento de sus residuos a un negociante registrado o a un gestor de residuos autorizado

· Entregar los residuos a una entidad pública o privada de recogida de residuos, siempre que estén registradas

Para facilitar la gestión el productor inicial u otro poseedor de residuos está obligado a:

· Identificar los residuos conforme al art. 6 de la ley de residuos y suelos contaminados

· Suministrar a las empresas autorizadas para su gestión la información necesaria para su adecuado tratamiento

· Informar inmediatamente a la administración en caso de desaparición, pérdida o escape de residuos peligrosos

· Suscribir un seguro u otra garantía financiera que cubra sus responsabilidades

· Disponer de zona habilitada e identificada para el correcto almacenamiento de los residuos. En caso de residuos peligrosos deberán estar protegidos contra la intemperie y con sistemas de contención de derrames

· La duración máxima del almacenamiento será de dos años cuando sean residuos no peligrosos destinados a valorización y de 1 año cuando se destinen a eliminación. En el caso de residuos peligrosos será de 6 meses

· No mezclar los residuos no peligrosos, ni diluir

· Envasar los residuos peligrosos conforme al Reglamento (CE) 1272/2008

· Etiquetar los recipientes con residuos peligrosos de forma clara y visible, legible e indeleble, con el contenido recogido en el art. 21 e)

Obligaciones de los gestores

También se regulan en la nueva ley de residuos y suelos contaminados las obligaciones que deben cumplir los gestores.

1. Las entidades que realicen la recogida de residuos deberán:

· Acopiar, clasificar y almacenar los residuos en las condiciones adecuadas

· Envasar y etiquetar los residuos conforme a la normativa vigente

· Entregar los residuos para su tratamiento a entidades autorizadas

2. Las entidades que transporten residuos deberán:

· Transportar los residuos cumpliendo con la normativa vigente

· Mantener los residuos separados e identificados durante su transporte y en el caso de residuos peligrosos, envasados y etiquetados conforme a la normativa

3. Las entidades que realicen el tratamiento de residuos deberán:

· Efectuar las comprobaciones oportunas para la recepción

· Realizar el tratamiento conforme a lo previsto en su autorización y acreditarlo documentalmente

· Gestionar adecuadamente los residuos

4. Los gestores de residuos deberán:

· Disponer de una zona habilitada e identificada para el almacenamiento de residuos

· Constituir una fianza en el caso de los residuos peligrosos y cuando así lo exijan las normas específicas

· Suscribir un seguro o constituir una garantía financiera en el caso de tratarse de negociantes, transportistas o entidades que realicen tratamientos de residuos peligrosos

· No mezclar residuos peligrosos con otras categorías de residuos

· Realizar el envasado y etiquetado de residuos peligrosos según se indica en el art. 21

Se establecen asimismo normas para la reutilización, reciclado y valorización de residuos en el art. 24; para la recogida separada de residuos para su valoración en el art. 25 y para la eliminación de residuos en el art. 27 de la ley de residuos y suelos contaminados.

Régimen de traslado de residuos

La nueva Ley de residuos y suelos contaminados mantiene el régimen actual en materia de traslado de residuos. De esta manera todo traslado de residuos deberá ir acompañado de un documento de identificación a efectos de seguimiento y control. Asimismo, los operadores de traslados deberán presentar una notificación previa a la autoridad competente en los casos siguientes:

· Traslados de residuos, peligrosos y no peligrosos destinados a eliminación y

· Traslados de residuos peligrosos, de residuos domésticos mezclados e identificados con el código LER 200301 y los que reglamentariamente se determinen destinados a valorización

Régimen de autorización y comunicación de las actividades de producción y gestión de residuos

La nueva ley de residuos y suelos contaminados recoge y regula en su capítulo III del título III las comunicaciones y autorizaciones de las actividades de producción y gestión de residuos, dando continuidad al régimen anterior aprobado por la Ley 22/2011, de residuos y suelos contaminados.

Quedan por tanto sometidas al régimen de autorización las siguientes instalaciones, así como sus ampliaciones, modificaciones sustanciales o traslado:

· Las instalaciones de almacenamiento en el ámbito de la recogida con carácter profesional, que tendrán la consideración de operaciones de almacenamiento y

· Las instalaciones fijas donde vayan a realizarse operaciones de tratamiento de residuos

Las solicitudes de autorización contendrán al menos la información señalada en el anexo IX y las autorizaciones otorgadas tendrán al menos el contenido del anexo X

Deberán presentar una comunicación previa al inicio de sus actividades las siguientes entidades:

· La instalación, ampliación, modificación sustancial o traslado de actividades que generen residuos peligrosos

· La instalación , ampliación, modificación sustancial o traslado de actividades que generen más de 1000 tn/año de residuos no peligrosos

· Realización de actividades que estén exentas de la autorización (según art. 34)

· Realización de actividades contempladas en los art. 33.4 y 33.5

· Almacenamiento de residuos en plataformas logísticas de la distribución como consecuencia de la logística inversa

· Las entidades que transporten residuos con carácter profesional, los negociantes y los agentes

Estas comunicaciones tendrán al menos el contenido indicado en el anexo XI

Responsabilidad ampliada del productor

Según el nuevo texto de la ley de residuos y suelos contaminados, los productores de productos, con objeto de promover la prevención y mejora de la reutilización, el reciclado y la valoración de residuos y avanzar así hacia una economía circular, podrán ser obligados a una serie de medidas, entre ellas:

· Obligaciones de diseño de los productos de manera que a lo largo de todo su ciclo de vida se reduzca su impacto ambiental

· Aceptar la devolución de productos reutilizables, la entrega de los residuos generados tras el uso del producto,

· El establecimiento de sistemas de depósito para garantizar la devolución de las cantidades depositadas y el retorno del producto para su reutilización o del residuo para tratamiento

· Utilizar materiales procedentes de residuos en la fabricación de productos

· Proporcionar información sobre la introducción en el mercado de productos que con el uso se convierten en residuos y sobre la gestión de estos

· Utilizar materiales procedentes de residuos en la fabricación de productos

· Ofrecer información a las instalaciones de preparación para la reutilización sobre reparación y desguace y al resto de instalaciones de tratamiento para la correcta gestión

· Informar sobre la repercusión económica en el producto del cumplimiento de las obligaciones derivadas

· Aumentar los periodos de garantía de los productos

· Proporcionar información sobre características del producto que permitan evaluar posibles prácticas de obsolescencia programada

Todas estas medidas se establecerán mediante Real Decreto.

El productor del producto cumplirá con las obligaciones establecidas en cuanto a responsabilidad ampliada del productor de forma individual o de forma colectiva, a través de la constitución de los correspondientes sistemas de responsabilidad ampliada.

En el capítulo II del título IV de la ley de residuos y suelos contaminados se establecen las disposiciones comunes sobre el funcionamiento de los sistemas de responsabilidad ampliada, regulando las obligaciones relativas a la organización y financiación de la gestión de residuos, los mecanismos de autocontrol de los sistemas de responsabilidad ampliadas, entre otras.

Plásticos de un solo uso

La nueva ley de residuos y suelos contaminados establece importantes limitaciones para la reducción del consumo de plásticos de un solo uso, una novedad relevante respecto al marco legal actual.

La Ley de residuos y suelos contaminados define un calendario de objetivos de reducción de la comercialización de estos productos (recogidos en la parte A del anexo IV):

· Para 2026 reducción del 50 % en peso, con respecto a 2022;

· y en 2030, del 70 % en peso, con respecto a 2022.

Para dar cumplimiento a estos objetivos, la nueva ley de residuos y suelos contaminados, contempla que todos los agentes implicados en la comercialización deberán fomentar el uso de alternativas reutilizables o de otro material no plástico. Además, como novedad importante a partir del 1 de enero de 2023, se deberá cobrar un precio por cada uno de los productos de plástico incluidos en la parta A del anexo IV que sean entregados a consumidor final.

Prohibiciones de determinados productos de plástico

La ley de residuos y suelos contaminados contempla prohibiciones en la introducción en el mercado de los siguientes productos:

· Productos de plástico mencionados en el apartado B del anexo IV

· Cualquier producto de plástico fabricado con plástico oxodegradable

· Microesferas de plástico de menos de 5 milímetros añadidas intencionadamente

Otros requisitos para plásticos

Asimismo, la ley de residuos y suelos contaminados recoge requisitos de diseño de recipientes de plásticos para bebidas, mediante un calendario de medidas que contempla, entre otras, prohibiciones para la introducción en el mercado de determinados productos, así como requisitos de marcado para los productos plástico de un solo uso:

· A partir de 1 de enero de 2025 sólo podrán introducirse en el mercado las botellas de PET mencionadas en el apartado E del anexo IV que contengan al menos un 25% de plástico reciclado

· A partir de 1 de enero de 2030, sólo podrán introducirse en el mercado las botellas mencionadas en el apartado E del anexo IV que contengan al menos un 30% de plástico reciclado

Se definen objetivos de recogida separada de botellas de plástico (productos de plástico el apartado E del anexo IV):

· A más tardar en 2023, el 70% en peso respecto al introducido en el mercado

· A más tardar en 2025, el 77% en peso respecto al introducido en el mercado

· A más tardar en 2027, el 85% en peso respecto al introducido en el mercado

· A más tardar en 2029, el 90% en peso respecto al introducido en el mercado

De igual manera se establecen requisitos de marcado para ciertos productos de plástico de un solo uso (los indicados en el apartado D del anexo IV) que deberán ir marcados de forma bien visible, legible e indeleble. Este marcado debe informar a los consumidores sobre las opciones de gestión de los residuos o los medios de eliminación de los residuos que deben evitarse.

Se contemplan también medidas relativas a la concienciación a los consumidores con objeto de reducir el abandono de este tipo de residuos, así como se regulan los regímenes de responsabilidad ampliada de ciertos productos de plástico y los costes que deberán ser sufragados.

Información de residuos

La ley de residuos y suelos contaminados dedica un título a la información sobre residuos. En dicho título se regula entre otros puntos, el Registro de producción y gestión de residuos; las memorias anuales que deberán contemplar el contenido del archivo cronológico.

El archivo cronológico será obligatorio para:

· Las personas físicas o jurídicas registradas en el Registro de producción y gestión de residuos y los productores iniciales que generen más de 10 tn de residuos no peligrosos al año

Como novedad en la nueva ley de residuos y suelos contaminados dicho archivo cronológico será también obligatorio para las entidades o empresas que generen subproductos y a las que los utilicen.

Medidas fiscales de la nueva ley de residuos y suelos contaminados

Para incentivar la economía circular, la nueva ley de residuos y suelos contaminados desarrolla dos instrumentos económicos en materia de residuos:

· Por una parte, se introduce un nuevo impuesto sobre los envases de plástico no reutilizables. La base imponible de impuesto estará constituida por la cantidad de plástico no reciclado, en kg, contenida en los objetos objeto de la tasa. El tipo impositivo será de 0,45 euros por kilogramo de envase. Se tratará de una tasa indirecta y recaerá sobre la fabricación, importación o adquisición intracomunitaria de los envases que, conteniendo plástico, son no reutilizables

· Por otro lado, se regula el impuesto sobre depósito de residuos en vertederos, la incineración y la coincineración de residuos. El hecho imponible de este impuesto recae sobre la entrega de residuos para eliminación en vertedero, para su eliminación o valorización energética en instalaciones de incineración o coincineración, con algunas excepciones. La base imponible se establecerá por el peso de los residuos depositados en vertedero, incinerados o coincinerados. Este impuesto ya estaba vigente en varias comunidades autónomas, pero con esta norma se pretende armonizar

Suelos contaminados

En relación a la regulación de suelos contaminados en la nueva ley de residuos y suelos contaminados se mantiene el actual régimen jurídico sobre las disposiciones de las actividades potencialmente contaminantes, el procedimiento de declaración de suelos contaminados, la descontaminación y recuperación de suelos contaminados.

Como novedad se añade el inventario estatal de descontaminaciones voluntarias de suelos contaminados. Si quieres saber más sobre contaminación del suelo y sus causas te recomendamos este artículo.

¿Sabe cuál es la mejor forma de estar siempre informado de los requisitos legislativos de aplicación en materia de medio ambiente? EcoGestor LEGISLACIÓN es un servicio legislativo online apoyado por consultores para la identificación, actualización permanente y gestión de los requisitos legales de aplicación a una empresa en el ámbito del medio ambiente. Solicite sin compromiso una DEMO gratis y compruebe todas las ventajas de esta herramienta.