Actualidad

Noticias

Cómo saber si un residuo es peligroso: todo lo que debes saber

Publicado el 02/06/2021

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone
como saber si un residuo es peligroso

Cómo saber si un residuo es peligroso es una de las cuestiones más consultadas por nuestros clientes cuando se trata de caracterizar un residuo generado en su proceso productivo. En este artículo te lo explicamos paso a paso.

Para saber si un residuo es o no considerado como peligroso debemos seguir un riguroso protocolo de actuaciones que recogemos en este artículo de manera simplificada, en base a la información que contiene la guía para la clasificación de un residuo como peligroso del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico si bien, lo más recomendable es designar una entidad acreditada en materia de caracterización de residuos, como es el caso de Eurofins Envira Ingenieros Asesores.

 

Características de peligrosidad de un residuo

La definición de residuo peligroso se recoge en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados y dice textualmente:

Residuo que presenta una o varias de las características peligrosas enumeradas en el anexo III y aquél que pueda aprobar el Gobierno de conformidad con lo establecido en la normativa europea o en los convenios internacionales de los que España sea parte, así como los recipientes y envases que los hayan contenido.

Para poder cumplir con la legislación en materia de gestión de residuos debemos saber si los residuos que generamos en nuestras instalaciones son residuos peligrosos o no, puesto que las obligaciones legales son distintas en uno u otro caso.

Para determinar la peligrosidad de los residuos es necesario averiguar si suponen algún riesgo para la salud humana o el medio ambiente. El procedimiento que establece esta peligrosidad y determina si un residuo es peligroso es complejo y requiere de un análisis secuencial que nos permita obtener una conclusión relativa a la peligrosidad. En este artículo desgranamos todos los pasos que se deben seguir para averiguar la peligrosidad de los residuos.

El Reglamento (UE) nº 1357/2014 recoge 15 características de peligrosidad que supondrán la clasificación de los residuos como peligrosos.

HP1 “Explosivo” corresponde a los residuos que, por reacción química, pueden desprender gases a una temperatura, presión y velocidad tales que pueden ocasionar daños a su entorno. Se incluyen los residuos pirotécnicos, los residuos de peróxidos orgánicos explosivos y los residuos autorreactivos explosivos.
HP 2 “Comburente” corresponde a los residuos que, generalmente liberando oxígeno, pueden provocar o facilitar la combustión de otras sustancias.
HP 3“Inflamable”: -residuos líquidos inflamables: residuos líquidos con un punto de inflamación inferior a 60 °C, o gasóleos, carburantes diésel y aceites ligeros para calefacción usados con un punto de inflamación entre > 55 °C y ≤ 75 °C;

—residuos líquidos o sólidos pirofóricos inflamables: residuos líquidos o sólidos que, aun en pequeñas cantidades, pueden inflamarse al cabo de cinco minutos de entrar en contacto con el aire;

— residuos sólidos inflamables: residuos sólidos que se inflaman con facilidad o que pueden provocar fuego o contribuir a provocar fuego por fricción;

— residuos gaseosos inflamables: residuos gaseosos que se inflaman con el aire a 20 °C y a una presión de referencia de 101,3 kPa;

— residuos que reaccionan en contacto con el agua: residuos que, en contacto con el agua, desprenden gases inflamables en cantidades peligrosas; — otros residuos inflamables: aerosoles inflamables, residuos que experimentan calentamiento espontáneo inflamables, residuos de peróxidos orgánicos inflamables y residuos autorreactivos inflamables.

HP 4“Irritante irritación cutánea y lesiones oculares”:corresponde a los residuos que, cuando se aplican, pueden provocar irritaciones cutáneas o lesiones oculares.
HP 5 “Toxicidad específica en determinados órganos (STOT en su sigla inglesa)/Toxicidad por aspiración” corresponde a los residuos que pueden provocar una toxicidad específica en determinados órganos, bien por una exposición única bien por exposiciones repetidas, o que pueden provocar efectos tóxicos agudos por aspiración.
HP 6 “Toxicidad aguda”: corresponde a los residuos que pueden provocar efectos tóxicos agudos tras la administración por vía oral o cutánea o como consecuencia de una exposición por inhalación.
HP 7“Carcinógeno” corresponde a los residuos que inducen cáncer o aumentan su incidencia
HP 8“Corrosivo”: corresponde a los residuos que, cuando se aplican, pueden provocar corrosión cutánea
HP 9“Infeccioso” corresponde a los residuos que contienen microorganismos viables, o sus toxinas, de los que se sabe o existen razones fundadas para creer que causan enfermedades en el ser humano o en otros organismos vivos
HP 10“Tóxico para la reproducción” corresponde a los residuos que tienen efectos adversos sobre la función sexual y la fertilidad de hombres y mujeres adultos, así como sobre el desarrollo de los descendientes.
HP 11“Mutágeno” corresponde a los residuos que pueden provocar una mutación, es decir, un cambio permanente en la cantidad o en la estructura del material genético de una célula.
HP 12“Liberación de un gas de toxicidad aguda corresponde a los residuos que emiten gases de toxicidad aguda (Acute Tox. 1, 2 o 3) en contacto con agua o con un ácido
HP 13 “Sensibilizante” corresponde a los residuos que contienen una o varias sustancias que se sabe tienen efectos sensibilizantes para la piel o los órganos respiratorios.
HP 14“Ecotóxico” corresponde a los residuos que presentan o pueden presentar riesgos inmediatos o diferidos para uno o más compartimentos del medio ambiente
HP 15 Residuos que pueden presentar una de las características de peligrosidad antes mencionadas que el residuo original no presentaba directamente.

A continuación te explicamos paso por paso cómo saber si un residuo es peligroso o no, siguiendo las indicaciones de la Guía de caracterización de residuos del Ministerio (MITERD), conforme se establece en el siguiente esquema:

como saber si un residuo es peligroso

Fuente: Guía para la caracterización de residuos como peligrosos del MITERD

Determinación de la condición de residuo

Para saber si un residuo es peligroso o no debemos, en primer lugar, confirmar que la sustancia sea efectivamente un residuo y que como tal esté incluido dentro del alcance de la Ley 22/2011. En esta línea debemos tener en consideración que no se consideran residuos aquellas sustancias que hayan sido declarados como subproductos o hayan adquirido la condición de fin de residuo.

Por otra parte, debemos descartar que la sustancia no esté explícitamente excluida del alcance de la Ley 22/2011. Son exclusiones de dicha ley las siguientes:

  • Las emisiones a la atmósfera reguladas en la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera, así como el dióxido de carbono capturado y transportado con fines de almacenamiento geológico y efectivamente almacenado en formaciones geológicas de conformidad con la Ley 40/2010, de 29 de diciembre, de almacenamiento geológico de dióxido de carbono.
  • Tampoco se aplicará al almacenamiento geológico de dióxido de carbono realizado con fines de investigación, desarrollo o experimentación de nuevos productos y procesos, siempre que la capacidad prevista de almacenamiento sea inferior a 100 kilotoneladas.
  • Los suelos no contaminados excavados y otros materiales naturales excavados durante las actividades de construcción, cuando se tenga la certeza de que estos materiales se utilizarán con fines de construcción en su estado natural en el lugar u obra donde fueron extraídos.
  • Los residuos radiactivos
  • Los explosivos desclasificados
  • Las materias fecales, si no están contempladas en el aparatado 2.b) del artículo 2 de la ley, paja y otro material natural, agrícola o silvícola, no peligroso, utilizado en explotaciones agrícolas y ganaderas, en la silvicultura o en la producción de energía a base de esta biomasa, mediante procedimientos o métodos que no pongan en peligro la salud humana o dañen el medio ambiente.

 

Determinación del código LER del residuo para saber si un residuo es peligroso

El siguiente paso a seguir para la caracterización de un residuo y por tanto saber si es peligroso o no, es su clasificación en función del código LER asignado.

La Lista Europea de Residuos (LER) recogida en la Decisión 2014/955/UE, es la lista armonizada de residuos dentro de la Unión Europea, que recoge los códigos LER en los que se clasifican los residuos. Esta lista se divide en 20 capítulos que a su vez se subdividen en subcapítulos en función de los procesos generadores, los materiales resultantes de estos procesos o el tipo de residuo.

A cada residuo se le asigna un código de seis cifras que se denomina código LER. En esta Lista Europea de Residuos alguno de estos códigos está identificado mediante un (*), lo que indica que ese residuo es considerado como peligroso, mientras que aquellos que no tiene el (*) se consideran no peligrosos.

De manera resumida:

  • Código con (*): Residuo peligroso
  • Código sin (*): Residuo no peligroso

Existen algunos residuos en los que para determinar si se trata de un residuo peligroso o no, es necesario averiguar si los residuos contienen sustancias peligrosas o no, esto es lo que se denomina códigos LER espejo. Lee el siguiente artículo para aclarar el concepto de códigos LER espejo.

Ejemplos de códigos LER espejo:

08 0312* Residuos de tintas que contienen sustancias peligrosas

08 03 13 Residuos de tintas distintas de los especificados en el código 08 03 12

 

Una vez que tenemos identificado nuestro residuo con un código LER pueden darse tres supuestos para averiguar si el residuo es peligroso:

  1. Que el residuo se corresponde con un código LER de residuo no peligroso (sin asterisco): en este caso, el residuo se clasifica directamente como no peligroso, por lo que no es necesario realizar ninguna otra evaluación adicional.
  2. Que al residuo se corresponda con un código LER de residuo peligroso (marcado con asterisco). Si se diera este caso, el residuo es clasificado directamente como residuo peligroso. No obstante, para poder etiquetar el residuo según la legislación debemos determinar las características de peligrosidad HP 1 a HP 15.
  3. En los supuestos en que los residuos se correspondan con un código espejo (es decir, la determinación como residuo peligroso o no peligroso depende de su composición), en estos casos será necesario:
  • determinar la composición del residuo o
  • realizar ensayos para determinar sus características de peligrosidad. Solo así podremos determinar si el residuo es peligroso o no.

 

Determinación de la composición de un residuo

 Mediante información disponible

Podemos optar por la determinación de la composición del residuo teniendo en consideración la información de la que disponemos para caracterizar el residuo y saber si es peligroso.

Si el productor del residuo, basándose en esta información disponible, puede, de forma justificada y fehaciente, determinar la composición cualitativa y cuantitativa del residuo, no será necesario que se realice ningún ensayo analítico.

Podemos obtener información relativa a la composición de los residuos, por ejemplo mediante las siguientes opciones, entre otras:

  • Analizando los aspectos del proceso productivo donde se genera el residuo (materiales, reacciones químicas, condiciones de proceso, etc)
  • Utilizando las fichas de seguridad relativas a las materias primas. En estas fichas de seguridad se indica la composición del producto, características de peligrosidad e indicaciones de peligro (frases H). Es necesario aclarar que estas fichas se refieren a los productos de partida y no al residuo en sí mismo
  • Aplicando los principios de extrapolación establecidos en el Reglamento CLP.

En ocasiones, los residuos generados en un proceso pueden presentar características similares a las sustancias que intervienen en el proceso lo que puede servir de ayuda para la clasificación de los residuos:

  • Si el residuo es un producto que no ha cambiado desde su fabricación la ficha de seguridad puede ofrecer información fehaciente para clasificar el residuo
  • Si el residuo es un producto que se ha convertido en residuo, además de la ficha de seguridad del producto debemos considerar los procesos de transformación química y física que haya podido sufrir el producto antes de su transformación en residuo
  • Si el residuo es complejo y se genera en un proceso productivo con una composición desconocida y compleja se investigará su composición a partir de estudios históricos o analizando los procesos generadores

 

Mediante el análisis del residuo

En los casos en los que la fase anterior haya fallado y por tanto no haya sido posible determinar la composición del residuo en base a la información disponible debemos proceder a la realización de ensayos analíticos para poder caracterizar el residuo y saber si es peligroso.

Para la realización de estos ensayos uno de los factores clave es el plan de muestreo y toma de muestra, que debe realizarse de manera representativa del residuo. La correcta realización del muestreo es fundamental a la hora de poder determinar la caracterización del residuo, por lo que es necesario que la toma de muestra sea realizada por entidades acreditadas.

Para que la muestra obtenida sea representativa se debe tomar muestras en número suficiente y en puntos diferentes que sean adecuados para demostrar la representatividad del muestreo, teniendo en consideración factores clave como la homogeneidad del residuo, condiciones del almacenamiento, etc

Todos estos factores van a condicionar de manera significativa los resultados de los ensayos por lo que el tratamiento de la muestra debe ser realizado con un protocolo riguroso considerando: técnicas de conservación de las muestras, envasado, almacenamiento, transporte de las muestras, etc. Además cada método analítico concreto al que se vaya a someter la muestra requerirá un tratamiento específico, siendo necesario que exista una compatibilidad entre el método de muestreo y el ensayo de laboratorio.

Todo ello hace necesario contar con entidades especializadas y acreditadas para la realización tanto de la toma de muestras como de los ensayos analíticos, para garantizar la fiabilidad de los ensayos.

 

Determinación de las características de peligrosidad de un residuo

 En función de su composición:

El Reglamento (UE) nº 1357/2014 clasifica en 15 las características de peligrosidad que supondrán la clasificación de los residuos como peligrosos.

Para determinación las características de peligrosidad de un residuo en base a su composición se debe determinar si las sustancias peligrosas contenidas en el residuo igualan o superan los valores de corte y los límites de concentración según se establecen en el Reglamento (UE) nº1357/2014y el Reglamento (UE) 2017/997

Cada característica de peligrosidad se evalúa de forma diferente:

  • HP ,HP 2, HP 3, HP 12 y HP 15: si el residuo contiene sustancias clasificadas con determinados códigos de indicación de peligro se le asigna el código HP correspondiente de acuerdo con métodos de ensayo
  • HP 4, HP 6, HP 8 y HP 14: si el residuo contiene sustancias clasificadas con determinados códigos de indicación de peligro en concentraciones iguales o superiores a los valores de corte y la suma de las concentraciones de todas esas sustancias supera o iguala los límites de concentración establecidos, el residuo se clasifica como peligroso por la HP correspondiente
  • HP 5, HP 7, HP 10, HP 11 y HP 13: si el residuo contiene sustancias clasificadas con determinados códigos de indicación de peligro en concentraciones iguales o superiores a los límites de concentración establecidos se clasifica como peligroso por la HP correspondiente
  • HP 9: se determina mediante las normas que se hayan establecido, en su caso, en la legislación nacional o los documentos de referencia.

 

Mediante ensayos

En el caso de que no sea posible determinar las características de peligrosidad de un residuo basándose en la composición del residuo, se deberán determinar dichas características por medio de ensayos analíticos.

Para la realización de estos ensayos se deberán aplicar métodos reconocidos por laboratorios de ensayo acreditados para residuos según la norma ENE-EN ISO/IEC 17025

 

Eurofins Envira Ingenieros Asesores: referente en caracterización de residuos

Si necesita caracterizar un residuo puede contactar con Eurofins Envira Ingenieros Asesores.  Estamos acreditados por ENAC como Entidad de Inspección y Laboratorio de Ensayo para la toma de muestra y ensayos sobre residuos.

El Laboratorio de Ensayo de Eurofins ENVIRA Ingenieros Asesores, con más de 60 parámetros acreditados y más de 35 años de experiencia en el sector ambiental es líder a nivel estatal y referente en el análisis de caracterización de residuos

La caracterización de residuos requiere de laboratorios acreditados con metodologías y equipos de última generación, y con la experiencia y reconocimiento de las administraciones, para dar un servicio adecuado y personalizado según cada caso.

Si quiere contactar con Eurofins Envira Ingenieros Asesores para la realización de cualquier caracterización de residuos rellene el siguiente formulario