Actualidad

Sistemas agricultura de precisión

Publicado el 07/07/2017

Envira,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone
Cabecera sistemas de precisión

Smart Agro

De acuerdo con la FAO (Organización de las Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura), en el año 2050 la población mundial alcanzar los 9.500 millones de habitantes, de forma que el volumen global de producción de alimentos debe crecer entorno al 70% desde los niveles actuales.

El cambio climático también es otro de los problemas que afronta la sociedad actual y que tiene un fuerte impacto negativo en la producción de alimentos, con la reducción de las áreas cultivables y en la disponibilidad de agua.

Sin embargo, todavía hay muchas resistencias en la introducción de tecnología en la agricultura, sobre todo en los agricultores de más edad y en las explotaciones pequeñas en las que las inversiones necesarias en muchas ocasiones son difíciles de asumir.

La optimización de la producción agrícola y ganadera, que implica mayor productividad y eficiencia, es por lo tanto la única forma de conseguir este reto y en ella la tecnología digital va a tener un rol fundamental.

Los conceptos Big data farming y Agricultura de precisión hacen referencia por un lado a la utilización de grandes cantidades de datos para tomar decisiones y por otro a la monitorización de la variabilidad del rendimiento de los cultivos mediante la instalación de dispositivo de medición y que sirven para alimentar los bancos de datos . Ambos conceptos son vitales a la hora de entender la esencia de la agricultura inteligente.

Hojas de prado

Se estima que al final de esta década se instalarán más de 75 millones de dispositivos IoT para sistemas agricultura de precisión, con un incremento del 150% desde los niveles actuales. Por tanto el volumen de datos de los que se va a disponer va a incrementarse de forma exponencial y por lo tanto el conocimiento de medio mediante herramientas de analíticas de datos permitirán obtener conclusiones que mejoren la productividad y eficiencia.

Según in informe de Beechman Research, cerca del 70% del agua potable se utiliza en el sector de la agricultura a nivel mundial. Hasta ahora en los países desarrollados era un recurso barato y ampliamente disponible, pero como estamos viendo en los últimos años y relacionado con el cambio climático, cada vez son mayores las áreas con restricciones de este recurso y por lo tanto la optimización de la irrigación es capital para continuar con una agricultura sostenible.

Optimizando la irrigación no solo reducimos el consumo de agua sino también el consumo de la energía necesaria para llevar este bien escaso a los campos, (bombeos, transportes etc. ) y de costes de fertilizantes, puesto que al emplear menos agua no es preciso aplicar cantidades extra de fertilizantes que un exceso de agua arrastraría sin beneficio para las plantas.

Se estima que con un buen sistema de irrigación se pueden reducir el consumo de agua un 8% y la productividad un incremento superior al 2 % y se espera un importante crecimiento en los próximos años.

Envira ha desarrollado el sistema Nanoenvi Smart Agro para agricultura de precisión. Esta platafoma permite, con un coste muy bajo, monitorizar diversos parámetros ambientales como contenido volumétrico de agua en suelo, temperatura y humedad ambiental, humedad de hoja, crecimiento de tallos y troncos entre otros parámetros.

Todos los datos se envían en tiempo real a la nube mediante diversas tecnologías de comunicación y mediante herramientas analíticas de datos se pueden obtener conclusiones para la mejora de las estrategias de irrigación, fertilización e incluso para la lucha contra las enfermedades que afectan a los cultivos y por lo tanto mejorar la rentabilidad de la explotación a la vez que cuidamos nuestro planeta.

Para más información https://envira.es/sostenible/es/sector/smart-farms/

¿Desea saber más sobre Envira Sostenible?