Actualidad

Noticias

Se publica el Plan Estratégico de Residuos de Asturias 2014-2024

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Resolución de 14 de marzo de 2014, de la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, por la que se ordena la publicación en el BOPA del Plan Estratégico de Residuos del Principado de Asturias 2014-2024 y su Memoria Ambiental. (BOPA nº 66 de 20/03/2011). Afectará a los residuos incluidos en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.

La ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados (en adelante “Ley de Residuos”), establece que corresponde a las comunidades autónomas la elaboración de los programas de prevención de residuos, y de los planes autonómicos de gestión de residuos. Los primeros son un instrumento novedoso introducido por la Directiva marco de residuos, incidiendo así en la trascendencia de las políticas de prevención.

En el Principado de Asturias las políticas de residuos se han regido, hasta 2010, por el “Plan Básico de Gestión de Residuos en Asturias 2001-2010”, elaborado conforme a lo establecido por la anterior norma básica en materia de residuos (Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos) hoy derogada.

Este Plan permitió avanzar sustancialmente en materia de prevención, gestión y tratamiento de todos los residuos en el ámbito de la región. Sin embargo, la finalización de su periodo de vigencia, y las importantes novedades de la Directiva marco que ha venido a incorporar la Ley de Residuos al ordenamiento jurídico español, hacen necesario acometer la redacción de un nuevo instrumento de ordenación en materia de residuos de ámbito autonómico, y que comprenda todos los flujos de residuos que considera la normativa. Este instrumento es el Plan Estratégico de Residuos del Principado de Asturias.

El Plan Estratégico de Residuos del Principado de Asturias (PERPA) cubre un horizonte temporal de de 11 años, desde el 2014 hasta el 2024, con evaluaciones periódicas cada 6 años, según establece el artículo 14 de la Ley 22/2011, de residuos y suelos contaminados. La revisión se hará a finales del 2019 y tiene como objetivo evaluar el cumplimiento de los objetivos fijados en ese período y establecer nuevas actuaciones para el segundo horizonte del plan, de carácter más estratégico, que abarca 2020-2024. Se establece la prórroga automática del PERPA en el 2024, en el caso de que no resultase sustituido por un nuevo plan autonómico.

El Plan Estratégico de Residuos del Principado de Asturias 2014-2024 es aplicable a todos los residuos incluidos dentro del marco de aplicación de la Ley 22/2011, de residuos y suelos contaminados, que se generen en territorio asturiano o que procedan del exterior de la Comunidad Autónoma pero sean gestionados a través de empresas localizadas en el Principado.

Se excluyen aquellos residuos que quedan fuera del ámbito de aplicación de la Ley 22/2011 según el artículo 2.1 y 2.2. En particular, se consideran excluidos los residuos de actividades mineras; y los suelos contaminados (aunque sí se incluyen los suelos contaminados que se han convertido en residuo).

Los residuos recogidos en este plan, por tanto, son los siguientes:

  • Residuos urbanos, incluyendo en esta categoría los residuos domésticos y comerciales.
  • Residuos industriales.
  • Residuos de construcción y demolición.
  • Lodos de depuradora.
  • Residuos agrícolas, ganaderos y pesqueros.
  • Residuos sanitarios.
  • Residuos con legislación específica como los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, vehículos fuera de uso, neumáticos fuera de uso y pilas y acumuladores.

Además, se han analizado en un capítulo independiente, los biorresiduos, nuevo concepto incluido dentro de la Ley 22/2011, que incluye los residuos biodegradables de jardines y parques, residuos alimenticios y de cocina procedente de hogares, restaurantes, servicios de restauración colectiva y establecimientos de venta por menor, así como, residuos comparables procedentes de plantas de procesado de alimentos, y a los que el presente plan pretende dar una importancia destacable.

La estructura del Plan es la siguiente:

1.    Consideraciones generales y bases del plan.
2.    Diagnóstico de la situación actual.
3.    Planificación.
4.    El PERPA y su contribución a la lucha contra el cambio climático.
5.    Sistemas de seguimiento y evaluación del Plan.
6.    Anexos.