Actualidad

Noticias

Se modifican al alza los derechos de emisión de seis instalaciones industriales

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

El Consejo de Ministros ha aprobado la modificación al alza de la asignación de derechos de emisión a los titulares de seis instalaciones industriales sujetas al régimen de comercio de derechos de emisión. La modificación, que se aplica para el período 2014-2020, afecta a las instalaciones de los subsectores de fabricación de yeso o suero en polvo, granulado u otras formas sólidas. La asignación para el conjunto de estas instalaciones se incrementa en torno a medio millón de derechos de emisión.

La modificación de las asignaciones es consecuencia de la adopción de una Decisión comunitaria del 18 de diciembre de 2013, por la que se modifican otras Decisiones 2010 y 2011 en relación con los sectores y subsectores que se consideran expuestos a un riesgo significativo de fuga de carbono.

FUGAS DE CARBONO

La asignación gratuita de derechos de emisión para todas las instalaciones sujetas al régimen de comercio de derechos de emisión viene regida por reglas comunes de ámbito comunitario. En estas reglas juega un papel fundamental el concepto de "fugas de carbono". Se entiende que una actividad tiene un riesgo significativo de fuga de carbono cuando los costes incrementales que afectan a esa actividad por su inclusión en el régimen europeo de comercio de derechos de emisión pueden provocar la deslocalización a países terceros donde la emisión por unidad de producto puede ser mayor.

Para evitar las fugas de carbono, la normativa establece que las instalaciones que realicen actividades en riesgo tengan un nivel de asignación gratuita mayor. A su vez, para determinar qué sectores están en riesgo de fugas de carbono una Directiva comunitaria de 2003 estableció criterios cuantitativos y cualitativos, en base a los cuales se adoptó un listado de actividades afectadas. Este listado es objeto de revisión periódica. Un cambio en el listado implica la necesidad de actualizar la asignación de las instalaciones que realizan las actividades que entran o salen de la lista de fugas de carbono.

Fuente: La Moncloa