Actualidad

Noticias

País Vasco recula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición

Publicado el 03/09/2012

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone


Se establece el régimen jurídico de producción y gestión de los residuos de construcción y demolición en el ámbito del País Vasco, contribuyendo, entre otros aspectos, al desarrollo de la edificación sostenible que, sin menoscabo de la calidad y funcionalidad de los edificios, previene de forma significativa la generación de los residuos de construcción y demolición.
 
DECRETO 112/2012, de 26 de junio, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición.
 
A fin de alcanzar los fines señalados en el Decreto se establecen los requisitos que deberán cumplir las personas productoras y las poseedoras de residuos y materiales de construcción y demolición procedentes de obra mayor. Entre las obligaciones que se imponen a la persona productora destaca la obligación de incluir en el proyecto de la obra un estudio de gestión de los residuos de construcción y demolición.
 
Las personas poseedoras, por su parte, estarán obligadas a presentar un plan que recoja los distintos aspectos del estudio de gestión de residuos así como la determinación de la persona responsable de su correcta ejecución.
 
Se regula la obligación de constituir, por parte de la persona productora, una fianza como mecanismo de control vinculado a la obtención de la licencia de obras, con el fin de garantizar la adecuada gestión de los residuos de construcción y demolición procedentes de obra mayor.
 
Por último, el Decreto regula las actividades de valorización y eliminación de residuos de construcción y demolición para cuyo desarrollo se requerirá autorización previa del órgano ambiental.
 
En resumen, son fines del presente Decreto los siguientes:
 
  • Fomentar, en condiciones ambientalmente seguras, la reutilización de materiales de construcción y demolición.
  • Fomentar, por este orden, la prevención, el reciclado y otras formas de valorización de los residuos de construcción y demolición en condiciones ambientalmente seguras.
  • Minimizar la eliminación de los residuos de construcción y demolición.
  • Asegurar la correcta eliminación de los residuos de construcción y demolición.
  • Contribuir al desarrollo de la edificación sostenible sin menoscabo de la calidad y funcionalidad de los edificios. 

(Leer norma)