Actualidad

Noticias

Nuevo reglamento sobre condiciones técnicas y garantías de seguridad en líneas eléctricas de alta tensión y sus instrucciones técnicas complementarias

Publicado el 03/04/2008

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone


El 19/09/2008 entrará en vigor el Real Decreto 223/2008, de 15 de febrero, reglamento sobre condiciones técnicas y garantías de seguridad en líneas eléctricas de alta tensión y sus instrucciones técnicas complementarias. 

Este nuevo reglamento sobre condiciones técnicas y garantías de seguridad en líneas eléctricas de alta tensión, así como en sus instrucciones técnicas complementarias ITC-LAT 01 a ITC-LAT 09, será de obligado cumplimiento para todas las instalaciones contempladas en su ámbito de aplicación, a partir de los dos años de la fecha de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado» (19/03/2008). Hasta entonces seguirá siendo aplicable el Reglamento de Líneas Eléctricas Aéreas de Alta Tensión, aprobado por Decreto 3151/1968, de 28 de noviembre, si bien, se podrá aplicar voluntariamente desde su entrada en vigor a condición de que administrativamente se disponga de los medios para atender las necesidades de los procedimientos.  

Las principales obligaciones legales para los titulares de líneas eléctricas de alta tensión que derivan de este nuevo reglamento son:  

  • La instalación de puesta a tierra de las líneas eléctricas de alta tensión deberá ser comprobada en el momento de su establecimiento y revisada, al menos, cada 6 años.
  • Las líneas eléctricas de alta tensión serán objeto de una revisión previa a la puesta en servicio y verificaciones periódicas, al menos cada tres años. 
  • Se regula el procedimiento para la construcción, ampliación, modificación y puesta en servicio de las líneas eléctricas de alta tensión, indicando la documentación que se debe presentar y el contenido del proyecto.
  • Cuando se produzca un accidente o anomalía en una línea eléctrica de alta tensión, el propietario de la línea deberá redactar un informe sobre el suceso. En un plazo de tres meses, se remitirán a los órganos competentes del Ministerio y de las Comunidades Autónomas copia de todos los informes realizados.