Actualidad

Noticias

La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero constituye la base de un modelo de crecimiento sostenible

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Considera que debemos lograr un "avance efectivo hacia una economía baja en carbono y asegurarnos recursos energéticos competitivos". Menciona las distintas iniciativas puestas en marcha por su Departamento para la reducción de emisiones. Asegura que este Gobierno ha avanzado en eficiencia energética, en el marco de nuestros compromisos europeos

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha expresado el propósito del Gobierno de trabajar para que "la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero sea efectiva en nuestro país", y que "constituya la base de un modelo de crecimiento sostenible, capaz de generar empleo".

Isabel García Tejerina ha inaugurado esta mañana la jornada "La Propuesta de la Comisión Europea para un marco político en materia de Clima y Energía a 2030", una jornada para profundizar en el conocimiento "de uno de los mayores retos que tenemos por delante, porque asumir el desafío de combatir el cambio climático supone transformar nuestros modelos energéticos y productivos".

En este contexto, la ministra ha recordado cómo la adopción en 2008 del Paquete de Energía y Cambio Climático a 2020 "orientó los patrones de desarrollo y crecimiento de los países europeos". Entonces, ha añadido, la Unión Europea se comprometió a reducir sus emisiones en un 20% y alcanzar un 20% en energías renovables y un 20% en eficiencia energética, en el año 2020.

Así, en estos siete años "hemos avanzado en nuestro compromiso contra el cambio climático, con políticas activas y con un presupuesto comunitario destinado a este fin", ha comentado la ministra quien ha puntualizado que, de cara al futuro, "debemos lograr un avance efectivo hacia una economía baja en carbono y, al mismo tiempo, asegurarnos recursos energéticos competitivos a precios razonables".

En este sentido, la ministra considera que la propuesta de la Comisión "Un marco estratégico en materia de clima y energía para el periodo 2020-2030" plantea "un ámbito de acción en el que las políticas de energía y clima se desarrollan de manera coherente y coordinada, reforzándose entre sí".

Según ha explicado García Tejerina, la Unión Europea defiende la acción y el establecimiento de "un régimen climático ambicioso". Para ello, la Comisión propone un objetivo de reducción de emisiones del 40% en 2030 respecto a los niveles de 1990; un objetivo, para el conjunto de la Unión, del 27% en energías renovables en el consumo final de energía; y alcanzar una eficiencia energética del 30%.

García Tejerina entiende que España tendrá que hacer "un gran esfuerzo" para alcanzar estos objetivos a 2030, "pero estamos convencidos de que estos tres objetivos no serán posibles si Europa no avanza decididamente en sus interconexiones". Para la ministra, "el impulso de las interconexiones es estratégico para garantizar el suministro en toda la Unión, además de ayudar a desarrollar racionalmente las fuentes de energía renovable".

REDUCCION DE EMISIONES

En este marco, la ministra ha reiterado el compromiso del Gobierno de seguir trabajando en la línea iniciada al principio de esta Legislatura, "una línea que ha supuesto un auténtico vuelco en la política de cambio climático en nuestro país", ha recalcado.

Con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, la ministra ha mencionado las distintas iniciativas puestas en marcha por su Departamento, como los Proyectos Clima, para la reducción de emisiones de los llamados sectores difusos, como el transporte, la agricultura, la edificación y los residuos.

También se han lanzado varias ediciones de los Planes de Impulso al Medio Ambiente (PIMA), que incentivan la renovación del parque de vehículos comerciales, maquinaria agrícola o de infraestructuras hoteleras, con la consiguiente reducción de emisiones.

La ministra se ha referido asimismo a la puesta en marcha de la iniciativa Huella de Carbono, "que permite a nuestras empresas calcular y registrar su huella, tomando conciencia de sus niveles de emisión para que puedan reducirlos", ha explicado.

En definitiva, "se trata de generar oportunidades de crecimiento económico, crear empleo y contribuir a una mejora de la salud y la calidad de vida de las personas", ha reiterado.

EFICIENCIA ENERGÉTICA

Al mismo tiempo, García Tejerina ha asegurado que este Gobierno "ha avanzado en eficiencia energética, en el marco de nuestros compromisos europeos". De esta forma, la ministra ha detallado cómo las políticas de ahorro energético "van dando sus frutos", y la intensidad energética de la economía de la UE se ha reducido aproximadamente en un 25% respecto a los años 90. Mientras, en España "nuestro consumo de energía final es un 18% inferior a la media europea, y ocupamos el puesto 19º de los 28 de la Unión".

Asimismo, García Tejerina ha indicado que, para alcanzar nuestros objetivos, el Gobierno ha creado, en el marco del Plan de Medidas para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia, un Fondo Nacional de Eficiencia Energética, para lo que se ha establecido un sistema de acreditación de ahorros de energía.

Según ha detallado, este instrumento está cofinanciado con fondos europeos y está destinado a invertir en proyectos que reduzcan el consumo energético en los sectores productivos y en edificación.

En definitiva, la ministra ha afirmado que "la lucha contra el cambio climático es una responsabilidad para las Administraciones Públicas y para la sociedad en general, y una oportunidad que debemos aprovechar". En este sentido, García Tejerina ha subrayado la importancia de la próxima Cumbre de Cambio Climático en Nueva York del próximo 23 de septiembre, "una cita sin precedentes en la lucha contra el cambio climático que permitirá intercambiar experiencias entre todos los países, implicando a sus gobernantes al máximo nivel", ha concluido.