Actualidad

Noticias

La Confederación Hidrográfica del Ebro concluye su informe anual sobre la red de control de sustancias peligrosas en la cuenca servicio

Publicado el 13/09/2011

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone


La Confederación Hidrográfica del Ebro ha hecho público su informe anual sobre la Red de Control de Sustancias peligrosas. Este estudio recoge el trabajo desarrollado durante el 2009 por el Organismo para el estudio de la contaminación de origen industrial en las aguas superficiales de la Cuenca del Ebro. El objetivo es conocer la tendencia en la presencia de determinados contaminantes y, por supuesto, realizar un seguimiento del grado de cumplimiento de las autorizaciones de vertido.
El informe se realiza por sexto año consecutivo, aunque como novedad la Confederación ha tenido ya en cuenta para sus análisis las mayores exigencias que impondrán las nuevas Normas de Calidad Ambiental, recogidas en la Directiva 2008/105/CE, una legislación europea que todavía no está transpuesta al ordenamiento jurídico español pero que el Organismo ya ha utilizado como referencia.
Se ha anticipado así la aplicación de estos criterios que rebajarán en toda Europa tanto los valores de medias anuales, como los de concentraciones máximas admisibles.
A los informes de seguimiento, la Confederación Hidrográfica del Ebro suma, además, un notable impulso a los controles ejercidos sobre las autorizaciones de vertidos. De hecho, se han intensificado los controles a las mayores empresas de la Cuenca, en cuanto a la magnitud de sus vertidos se refiere, o bien por su volumen o bien por su carga contaminante.
Gracias a estos controles y a la nueva legislación más exigente, en muchos casos las industrias están mejorando sus sistemas de depuración y control lo que permite la reducción de la presencia de algunas sustancias. 
El estudio incluye los 18 puntos de muestreo de la red, la mayoría en tramos de río ubicados aguas abajo de los focos de emisión con autorizaciones de vertido. Junto a ellos se expresan los parámetros analizados en muestras de agua, de sedimento y de biota, habitualmente peces; la metodología empleada, los resultados y la evolución de la concentración de algunas sustancias peligrosas tales como algunos metales y DDts.
En las conclusiones, el informe recoge los incumplimientos puntuales o en caso de sedimentos o biota, seguimiento de tendencias de incumplimientos, detectados en 2009 siempre conforme a las nuevas normas.
Como se ha explicado conviene resaltar que estos análisis se han realizado bajo la óptica de la nueva directiva que aún no se ha traspuesto al ordenamiento jurídico español. Además, a estos controles realizados se unen, los que se realizan por parte del Área de Control de Vertidos de la Confederación Hidrográfica del Ebro, entre cuyos cometidos están la vigilancia y el control del cumplimiento de las autorizaciones de vertidos, para evitar tanto vertidos ilegales como vertidos que impidan cumplir con las normas de calidad establecidas.
Desde 2004 la Confederación Hidrográfica del Ebro ha impulsado los controles ejercidos sobre las autorizaciones de vertidos. De hecho, se han ampliado los programas que desde 2005 y hasta 2007 realizó el Organismo para intensificar los controles a las mayores empresas de la Cuenca, en cuanto a la magnitud de sus vertidos se refiere, o bien por su volumen o bien por su carga contaminante.
Además, desde el Área de Control de Vertidos del Organismo se está realizando una revisión de todas las autorizaciones de vertido para adecuarlos a la nueva reglamentación, que redunda en una intensificación del control y vigilancia de los mismos, mediante numerosas inspecciones “in situ” y análisis de los vertidos. Todo ello siguiendo las líneas maestras establecidas por la legislación europea, a través de la Directiva Marco del agua, respecto a la reducción progresiva de la contaminación química y la interrupción o supresión gradual de los vertidos, las emisiones y pérdidas de sustancias peligrosas, con el fin de conseguir el buen estado de las masas de agua.
Los resultados del informe, las fichas de las sustancias controladas en muestras de agua, sedimentos y peces y el mapa de la red se encuentran disponibles en la web del Organismo www.chebro.es.

Fuente: Confederación Hidrográfica del Ebro