Actualidad

Noticias

El consejo europeo aprueba que las bolsas de plástico dejen de entregarse gratis

Publicado el 14/03/2015

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Se pretende reducir el uso de bolsas de plástico hasta 40 bolsas al año por persona para 2025.

A partir de 2019 ya no se ofrecerían gratuitamente a los consumidores.

Posición (UE) nº 3/2015 del Consejo en primera lectura con vistas a la adopción de una Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se modifica la Directiva 94/62/CE en lo que se refiere a la reducción del consumo de bolsas de plástico ligeras (DOUE nº C 101 de 26/03/2015).
 
El 5 de noviembre de 2013, la Comisión presentó al Parlamento Europeo y al Consejo su propuesta de Directiva por la que se modifica la Directiva 94/62/CE, relativa a los envases y residuos de envases, para reducir el consumo de bolsas de plástico ligeras. El Parlamento Europeo votó su resolución legislativa en primera lectura el 16 de abril de 2014: se aprobaron 43 enmiendas. El Consejo y el Parlamento Europeo entablaron negociaciones con vistas a llegar a un acuerdo en segunda lectura. Dichas negociaciones concluyeron el 17 de noviembre de 2014. El 17 de diciembre de 2014, el Consejo confirmó su acuerdo político sobre el texto de la Directiva, tal como habían acordado ambas instituciones.

La Directiva se centra en las bolsas de plástico ligeras con un espesor de menos de 50 micras, que representan la mayoría de las bolsas de plástico consumidas en la UE y que se reutilizan con menos frecuencia que las bolsas más espesas. Pretende limitar los efectos negativos de estas bolsas para el medio ambiente, evitar la producción de residuos y conseguir un uso más eficiente de los recursos.

A continuación se enumeran los principales puntos del acuerdo alcanzado con el Parlamento:
 
1) Las medidas que deben adoptarse con vistas a reducir el consumo de bolsas de plástico ligeras incluirán una o ambas de las vías siguientes:
  • la adopción de medidas que garanticen que el nivel de consumo anual no supere, a más tardar el 31 de diciembre de 2019, 90 bolsas de plástico ligeras por persona y, a más tardar el 31 de diciembre de 2025, 40 bolsas de plástico ligeras (o su peso equivalente),
  • la adopción de medidas que garanticen que, a más tardar el 31 de diciembre de 2018, dichas bolsas de plástico no se ofrezcan gratuitamente a los consumidores a no ser que se pongan en marcha instrumentos igualmente efectivos.
Pueden excluirse de estas medidas las bolsas de plástico muy ligeras. Se trata de las que tienen un espesor inferior a 15 micras y se utilizan con fines higiénicos o como envase primario para alimentos a granel o cuando su uso ayuda a prevenir el desperdicio de alimentos.


2) Información al público: la Comisión y los Estados miembros fomentarán activamente, al menos durante el primer año de aplicación de la Directiva, la información al público y las campañas de concienciación sobre los perjuicios medioambientales derivados del uso excesivo de bolsas de plástico ligeras.

3) Próximos pasos: dos años después de la entrada en vigor de la Directiva, la Comisión presentará un informe al Parlamento Europeo y al Consejo en el que examine los efectos del uso de bolsas de plástico oxodegradables en el medio ambiente así como un informe sobre las diversas posibilidades para disminuir el uso de bolsas de plástico muy ligeras. A los seis años y medio de la entrada en vigor de la Directiva, la Comisión presentará un informe en el que evalúe la eficacia de las medidas, en el ámbito de la UE, para luchar contra los residuos.