Actualidad

Noticias

Asturias aprueba el Proyecto de Ley del Impuesto de Afecciones Ambientales del Uso del Agua, que sustituye al canon de saneamiento.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

La norma mantiene la exención para agricultores y ganaderos y fija la exención para usos domésticos que no generen sus vertidos a la red pública.. El cambio legislativo no supone una subida impositiva.

El Consejo de Gobierno ha aprobado el Proyecto de Ley del Principado de Asturias del Impuesto sobre las Afecciones Ambientales del Agua, que viene a modificar la Ley 1/1994 sobre abastecimiento y saneamiento de agua, que creaba el llamado canon de saneamiento y que entró en vigor en el año 2000. Tras 13 años de vigencia, se hacía necesaria su revisión para adaptarla a la normativa tributaria vigente, clarificar y concretar la naturaleza del tributo y  dar homogeneidad mediante una ley específica a un texto normativo que ha sufrido desde su aprobación numerosas modificaciones.

La Ley de Presupuestos Generales del Principado de Asturias para 2013 establecía en su disposición final quinta que el Consejo de Gobierno trasladaría a la Junta General un proyecto de ley que estableciera una nueva regulación en esta materia en un plazo máximo de cuatro meses a partir de la entrada en vigor de las cuentas regionales.

La nueva norma mantiene la exención para agricultores y ganaderos y, como principal novedad, fija la exención para usos domésticos. En concreto, no tendrán que tributar aquellos usos domésticos cuyo vertido posterior no puede realizarse a través de redes públicas de saneamiento.

Esta exención se aplicará excepto en dos casos: 

  • Cuando la vivienda se encuentre en suelo clasificado como urbano o en núcleos rurales definidos según el planeamiento urbanístico vigente que dispongan de infraestructuras públicas de saneamiento ya ejecutadas y en funcionamiento.
  • Cuando, tratándose viviendas aisladas, estas estén a una distancia no superior a 100 metros de redes de alcantarillado o infraestructuras públicas de saneamiento.

La gestión del tributo dependerá del ente público de Servicios Tributarios del Principado de Asturias y los ingresos que se recauden corresponderán a la Junta de Saneamiento.

Esta ley no supone ninguna subida impositiva. No se modifica la  base imponible ni los tipos impositivos.

La previsión de ingresos que consta en los presupuestos para este año por este tributo alcanza los 56,5 millones de euros, mientras que su liquidación en las cuentas de 2012 fue de 58 millones de euros.