Actualidad

Noticias

Tipos de mantenimiento industrial que existen

Publicado el 18/05/2020

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone
tipos mantenimiento industrial

Se conoce como mantenimiento industrial a una serie de técnicas destinadas a conservar en servicio equipos e instalaciones durante el mayor tiempo posible y al máximo rendimiento. ¿Cuántos tipos de mantenimiento industrial existen? ¿Cuál es su importancia? Lo desvelamos a continuación

Tipos de mantenimiento industrial según la estrategia

 Mantenimiento no planificado 

Es aquel en el cual hay que actuar de inmediato porque la avería ya se ha producido. En este caso tenemos el que llamamos mantenimiento correctivo (o reactivo) inmediato. 

Se puede aplicar equipos no críticos cuya avería no afecte a la seguridad ni provoque daños irreversibles o altamente costosos. Además, estas averías no deberían afectar a la seguridad, al medio ambiente (emisiones o vertidos), a la calidad o al nivel de producción. 

Su principal ventaja es el ahorro en planificación y que, al no sustituir un componente hasta su fallo, se alarga su duración útil respecto una sustitución programada a intervalos. 

Mantenimiento planificado 

Es aquel en el que existe una programación de operaciones sobre el equipo o instalación para reducir la probabilidad de que surjan averías, y en dicho caso questas no generen consecuencias indeseadas. Se puede clasificar en los siguientes tipos: 

  • Mantenimiento correctivo (o reactivo): al igual que el anterior corrige las fallas según se presenten, pero en este caso se programa la intervención para el momento en que sea posible o afecte en menor medida a la disponibilidad del activo.
  • Mantenimiento preventivo: es aquél en el que se programan operaciones a realizar en el activo en momentos oportunos. Por ejemplo, sustituciones de elementos a intervalos basados en cálculos teóricos, patrones o recomendaciones del fabricante. Su objetivo es mantener un nivel de servicio adecuado, reduciendo las paradas no planificadas por fallos y averías, siendo ésta su principal ventaja. Por otro lado, podemos estar gastando recursos materiales y humanos en hacer intervenciones sobre activos en buen estado, simplemente por el hecho de que está programado ese mantenimiento. Este tipo de mantenimiento es recomendable para equipos o instalaciones donde las consecuencias de una avería son graves en cuanto a costes o seguridad.
  • Mantenimiento predictivo:consiste en el análisis permanente del activo para predecir las averías antes de producirse. Para realizar este tipo de mantenimiento se deben asignar unas variables físicas (temperatura, presión, consumo…) cuya variación indique un problema en el activo, decidiendo así intervenir en él. Es un tipo de mantenimiento avanzado que requiere grandes medios y conocimientos técnicos, con lo cual se debe estudiar el coste de su implantación y el ahorro generado. 
  • Mantenimiento cero horas:consiste en realizar sobre el activo operaciones que lo dejen a cero horas de funcionamiento, es decir, como si fuera nuevo. Se realiza según un plan o cuando el equipo disminuya su rendimiento. En estas operaciones se sustituyen o se reparan todos los componentes necesarios para dejar el equipo sin desgaste alguno. Tiene como objetivo alargar la vida útil del activo de manera controlada. 
  • Mantenimiento en uso: es un tipo de mantenimiento de baja intervención. Consiste en operaciones elementales de prevención como inspecciones visuales, limpieza o lubricación. Al no ser necesaria una gran formación, lo pueden realizar los mismos usuarios del equipo. Es la base del TPM (Mantenimiento Productivo Total), que consiste en revisiones parciales de manera planificada (cambios, sustituciones, lubricaciones) antes de que las fallas se materialicen. Próximamente trataremos en profundidad en el blog este tipo de mantenimiento. 

Por lo tanto, el mantenimiento planificado aumenta la seguridad de los trabajadores y de la producción, además de ahorrar en reparaciones de emergencia al reducir su probabilidad. 

La gestión del mantenimiento industrial es imprescindible y para ello lo mejor es utilizar herramientas de Gestión de Mantenimiento Asistido por Ordenador, como Ecogestor GMAOun software que permite llevar al día a responsables de mantenimiento la gestión de activos e instalaciones. Gracias a ella se llevará a cabo una gestión inteligente de la información, optimizando tiempo y recursos. Solicite ya una DEMO GRATIS sin compromiso.