Actualidad

Noticias

Orientaciones sobre prevención y gestión de residuos en la desescalada

Publicado el 04/07/2020

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone
residuos_Desescalada

Durante el proceso de desescalada no se deje debe dejar de lado la correcta gestión de residuos, por eso ha de planificarse atendiendo a criterios de circularidad, prevención de la generación de residuos, el impulso a la reutilización de productos y el fomento del reciclaje. Esto no es incompatible con las consideraciones de salud pública y protección de la salud frente al COVID-19. Por eso el Misterio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha publicado un documento de orientaciones sobre prevención y gestión de residuos en la desescalada.

El MITECO publica un documento con medidas a tener en cuenta para la prevención y gestión de los residuos en la desescalada orientadas principalmente hacia la integración de modelos de producción y consumo más sostenibles durante el proceso de desescalada y progresiva recuperación de la actividad tras la crisis sanitaria.

Se considera la reactivación económica como una oportunidad para progresar hacia la economía circular y descarbonizada, profundizando en las medidas ya adoptadas.

Los principios y orientaciones de la economía circular son una prioridad para el gobierno español y para la UE. Es más, la economía circular está llamada a constituir uno de los vectores clave de la reactivación, favoreciendo nuevos nichos de actividad y empleo y reduciendo la dependencia de la economía europea frente al exterior en un momento de posible reducción de la disponibilidad de las materias primas y otros insumos. En los últimos meses estamos viendo como la normativa ambiental en materia de residuos está incorporando Directivas de ámbito europeo que sientan las bases para fomentar la prevención de los residuos.

Sin embargo,  el temor a un eventual rebrote de la enfermedad en el proceso de desescalada puede desembocar en un incremento en la generación de residuos derivado de un elevado consumo de productos de un solo uso, en especial, material de protección como mascarillas, guantes, etc., envases para alimentación u otros productos desechables. Muchos de estos productos, además, podrían ser de plástico y estar afectados por la Directiva de plásticos de un solo uso (Directiva (UE) 2019/904).

El documento no deja de lado, de echo se incide, en las medidas de higiene (en especial, lavado de manos) y desinfección frecuentes en lugar de optar por el uso de guantes desechables, que pueden constituir un vector de propagación del virus.

Medidas a adoptar por parte de las empresas

Además de las medidas que deben adoptar las empresas para la protección de sus trabajadores frente al COVID19, en lo que respecta a la generación de residuos podrán se plantean las siguientes medidas: 

1. Uso de mascarillas reutilizables 

Fomentar la fabricación y uso de mascarillas higiénicas reutilizables (Especificación UNE 0065) para su uso por parte de la población, para reducir el consumo de las mascarillas desechables. 

2. Mejor el lavado de manos 

Utilizar guantes de un solo solo en circunstancias muy concretas, siendo preferible no utilizarlos y optar por una mayor rigurosidad en las medidas de higiene (lavado frecuente de manos, no llevar las manos a la cara…). Incluso en el caso de utilización y manipulación de objetos que pueden suponer un riesgo (por ejemplo, bicicletas o patinetes públicos), es preferible emplear soluciones hidroalcohólicas para limpiar manos antes y después de la utilización o para la desinfección del objeto manipulado.   

3. Soluciones alcohólicas para clientes 

Con carácter general, para todos los establecimientos y al objeto de reducir la propagación del virus y a la vez de reducir el consumo de guantes, los establecimientos dispondrán de soluciones alcohólicas o geles de desinfección, que deben usar los clientes a la entrada y a la salida de los mismos. Ello haría innecesario el uso de guantes o al menos limitaría su consumo a las áreas de autoservicio como venía haciéndose antes de la crisis.

4. Vajilla reutilizable en hostelería 

En hostelería debe evitarse el uso de vajillas desechables, especialmente de plástico, teniendo cuenta del tiempo de permanencia del virus en ese tipo de superficie. Se debe apostar por el uso por vajillas reutilizables, en la medida de lo posible, como viene siendo habitual, que deberán lavarse preferiblemente mediante lavavajillas o, en su defecto, a mano adecuadamente, con agua caliente y, si se estima oportuno, haciendo uso de desinfectantes. Esto sería suficiente para garantizar la limpieza y desinfección de la vajilla. Con respecto a los envases, para que no se mezclen con los restos orgánicos, se recomienda que cada local disponga de, al menos, un contenedor donde depositar los envases ligeros (latas, briks, envases de plástico) y otro para los de vidrio, para su posterior gestión bien mediante la recogida municipal o mediante gestor privado.   

5. Ventas a granel 

Las ventas a granel pueden se pueden seguir manteniendo, para reducir el consumo de plásticos y envases innecesarios. No obstante, se deben adoptar ciertas medidas para evitar la manipulación directa por parte de los clientes o la exposición de los productos, por ejemplo, mediante despacho de los productos por parte de personal, la disposición de vitrinas, mamparas u otro material similar; si fuera imprescindible, se puede facilitar el uso de guantes desechables. Estos deberán recogerse adecuadamente por el establecimiento, evitando su posible dispersión fuera de él. 

6. Consumo de productos en grandes formatos 

Para adquirir productos de gran consumo o consumo habitual, se recomienda fomentar el consumo de productos en grandes formatos, ya que se minimiza las veces que se debe adquirir un producto y, por otro lado, reducen la cantidad de residuos de envases producidos. 

7. Utilizar bolsas reutilizables 

Fomentar el empleo de las bolsas reutilizables en sustitución de las bolsas de un solo uso, para minimizar la cantidad de bolsas manipuladas y desechadas. Dichas bolsas reutilizables se pueden desinfectar y/o lavar en casa. 

8. Información y sensibilización sector HORECA 

Continuar con la labor de información y sensibilización sobre cómo reducir el desperdicio alimentario tanto en el sector HORECA, como en los comercios y en los hogares, por ejemplo, mediante consejos sobre distinción entre fecha caducidad/consumo preferente, almacenado correcto, planificación de compra etc. 

9. Tareas de desinfección en peluquerías, barberías y centros de belleza 

En peluquerías, barberías y centros de estética, se debe evitar el uso de toallas desechables y utensilios de un solo uso, empleando, en su lugar métodos de higienización, como viene siendo práctica habitual. No obstante, se debe aumentar la frecuencia de la higienización. Se debe reforzar también las medidas de limpieza y desinfección de los establecimientos. 

10. Directiva sobre plásticos de un solo uso 

Tener en cuenta las disposiciones y orientaciones establecidas la Directiva (UE) 2019/904 de 5 de junio de 2019, relativa a la reducción del impacto de determinados productos de plástico en el medio ambiente, en lo que respecta a los plásticos de un solo uso. Pronto se traspondrá al ordenamiento jurídico español a través de una nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados.

11. Campañas de sensibilización a la población 

Reforzar los mensajes a la población para incrementar los esfuerzos en el uso y/o consumo responsable de productos, priorizando la prevención de la generación de residuos mediante la reutilización de productos, en el consumo de productos procedentes de la preparación para la reutilización de residuos y en la recogida separada de residuos, así como recordar que no se deben abandonar los residuos en el medio ambiente, especialmente y en la actualidad mascarillas y guantes y otros equipos. 

Puede consultar orientaciones sobre prevención y gestión de residuos en la desescalada en el siguiente enlace 

Además, no hay que olvidar por que se deben seguir cumpliendo con las orientaciones y obligaciones aprobadas en lo que respecta a la reducción e incluso restricción de determinados artículos de plásticos de un solo uso contenidas en la Directiva (UE) 2019/904 de 5 de junio de 2019, relativa a la reducción del impacto de determinados productos de plástico en el medio ambiente. A pesar de que la directiva no ha sido traspuesta al ordenamiento español, está previsto hacerlo a través del Anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados.  

Normativa de gestión de residuos COVID-19 

Respecto a los residuos relacionados con positivos COVID19, recordamos que existe una normativa específica y recomendaciones establecidas por los diferentes Ministerios, que mantenemos actualizado aquí. 

Como apoyo en la gestión de residuos ENVIRA dispone de servicios especializados en materia de economía circular, desde un software específico para la gestión de residuos orientado hacia el residuo cero hasta caracterizaciones y consultorías específicas adaptadas a cada cliente. Nuestros servicios están orientados a asegurar el cumplimiento de los requisitos legales y establecer procesos de gestión para reducir la generación de residuos.