Actualidad

Noticias

Nueva Guía de Interpretación SANDACH en el actual marco legal.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Nuevo Marco Legal en materia de SANDACH (subproductos de origen animal no destinados a consumo humano y productos derivados)

Durante la celebración del 14º Pleno de la Comisión Nacional de Subproductos Animales No Destinados Al Consumo Humano (SANDACH), se presentaron dos documentos; un documento publicado por el MAGRAMA sobre el “Nuevo marco legal de los SANDACH” y la “Guía de interpretación de SANDACH generados en establecimientos alimentarios” disponible en la pagina Web de AESAN (www.aesan.msc.es/)

En el pleno se comentó el trabajo que se está realizando en relación al desarrollo de 2 normativas estatales; una normativa que regule la hidrólisis alcalina con eliminación posterior (en información pública durante el mes de julio) y otra normativa donde se establecerá un régimen sancionador específico para SANDACH.

Los subproductos animales se generan principalmente durante el sacrificio de animales para el consumo humano, en la elaboración de productos de origen animal como los productos lácteos, y en la eliminación de animales muertos o por  la aplicación de medidas de control de enfermedades.

Documentos de orientación sobre la normativa de Subproductos Animales y Productos derivados No Destinados al Consumo Humano (SANDACH)

Estos documentos sobre la aplicación de determinadas disposiciones incluidas en la normativa comunitaria y nacional en relación con los SANDACH se han redactado únicamente con fines informativos. Se dirigen a las autoridades competentes, a las empresas alimentarias y al sector de subproductos de origen animal.

Tienen como objetivo ayudar a la interpretación de los nuevos requisitos de la normativa. Son documentos en evolución, que se pondrán al día teniendo en cuenta la información y experiencias de las autoridades competentes y del sector, así como con las modificaciones legislativas y los informes de la Comisión Europea y de la Oficina Alimentaria y Veterinaria.