Actualidad

Noticias

Proyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminantes de las Islas Baleares

Publicado el 25/06/2018

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Factores Calidad ambiental

El Proyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminantes de las Islas Baleares recoge una serie de medidas restrictivas para la prohibición de determinados productos, como las capsulas de café, cartuchos de impresoras o las bolsas de plástico no reutilizables.

El Proyecto de la Ley de Residuos fue aprobado el pasado viernes 22 de junio en el congreso. Esta Ley introducirá nuevas medidas para la reducción del consumo de plásticos y alcanzar una mayor calidad del medio ambiente y protección de la salud. Este plan integral de residuos, afectará a muchos de los productos que se utilizan de manera cotidiana, actuando de manera restrictiva sobre los productos que contengan microplásticos o nanoplásticos y otros productos reutilizables como:

  • Cápsulas de café
  • Cubiertos de plástico
  • Bastoncillos para los oídos
  • Bolsas de plástico no reutilizables
  • Tóneres y cartuchos de impresoras y fotocopiadoras
  • Cuchillas de afeitar
  • Mecheros

También las medidas alcanzan al consumo de agua en botellas de plástico, aplicando medidas sancionables a los establecimientos que fomenten el consumo de agua embotellada en lugar de ofrecer agua del grifo gratis, es decir, si un cliente quiere consumir agua, se le ofrecerá en lugar agua embotellada, agua del grifo potable y gratuita.  Sin embargo, la medida es mucho más restrictiva en las administraciones públicas, dónde se prohíbe la venta de botellas de plástico de un solo uso.

La aprobación de esta Ley supone que para el año 2020, todas las medidas previstas en la misma serán de aplicación, quedando prohibida la venta de algunos productos y racionalizando el consumo de envases de plástico de un solo uso, por lo que se espera que para ese año se haya reducido un 10% los residuos generados respecto a 2010. Excepcionalmente, en 2019 comenzará la retirada de las bolsas de plástico no reutilizables en los comercios y supermercados.

El resto de productos reutilizables que estén fabricados con plástico o que contegan microplásticos o nanopásticos, deberán fabricarse con materiales compostables o fácilmente reciclables.

La nueva Ley también incluirá planes y medidas para la gestión de los residuos, así como sus mecanismos de seguimiento y control, permitiendo únicamente la distribución de bolsas de plástico compostables muy ligeras, siempre que se destinen de forma exclusiva a productos alimenticios. Además, las medidas también afectarán a las toallitas húmedas por el impacto de estas sobre el medio ambiente, será necesario que los fabricantes y distribuidores informen sobre su impacto medioambiental e incorporen medidas preventivas para minimizar sus efectos negativos.

La normativa fomenta también la recogida separada de residuos en origen que para los próximos dos años la recogida de los residuos de origen domiciliario diferenciará en materia orgánica compostable, aceite vegetal usado, residuos textiles y residuos peligrosos.