Actualidad

Noticias

Qué es la Industria 5.0, el nuevo paradigma que ha llegado para quedarse

Publicado el 28/06/2022

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone
Industria 5.0

La quinta revolución o Industria 5.0 está en marcha y ha llegado para quedarse. Este nuevo término fue acuñado por la Comisión Europea en el 2021 para hacer referencia a un nuevo modelo industrial basado en tres pilares fundamentales. En este artículo profundizamos en qué es la Industria 5.0 y cuáles son sus principios.

Hacia la Industria 5.0

Cuando algunas empresas aún están asimilando el concepto de Industria 4.0 la quinta revolución o Industria 5.0 ya está a la vuelta de la esquina y esto nos obligará, una vez más, a enfrentar los nuevos retos para los que debemos estar preparados.

La cuarta revolución o Industria 4.0 estaba caracterizada por los avances en Tecnología y digitalización. Así, dentro de la Industria 4.0 los elementos clave eran la automatización, la robotización, el big data, los sistemas inteligentes, la virtualización, la Inteligencia Artificial, el aprendizaje automático y el Internet de las cosas.

Esta cuarta revolución se centraba en la digitalización de los procesos industriales y el uso de las nuevas tecnologías para lograr aumentar la productividad empresarial y la eficiencia, pero no tenía en consideración aspectos tan importantes como el papel de los trabajadores, el bienestar social y el cuidado y respecto del medio ambiente. Esto ha hecho que poco a poco se haya visto la necesidad de avanzar hacia modelos de desarrollo más sostenibles que son la base del nuevo modelo de la Industria 5.0.

Como consecuencia de la pandemia Covid que hemos sufrido, se ha producido un cambio de paradigma que la Comisión Europea bautizó en su momento como Industria 5.0 a través de la publicación de su informe Industry 5.0 – Towards a sustainable, human centric and resilient European industry.

La Industria 5.0 establece un cambio de dirección, aunque complementariamente a los criterios que marcaban la industria 4.0, y pretende ir más allá de la mera productividad y rentabilidad económica, introduciendo y considerando otros valores como el bienestar de las personas, la resiliencia y la sostenibilidad, valores con los que la industria debe estar alineada.

Lejos de considerar este nuevo paradigma de la Industria 5.0 como una nueva amenaza, debemos verla como una nueva oportunidad para construir una sociedad basada en dos palancas clave: la sostenibilidad o transición verde y la digitalización. La industrialización no debe basarse sólo en criterios de competitividad empresarial y de beneficios económicos, sino que debe centrarse en la sostenibilidad ambiental y social.

En este contexto nace el nuevo paradigma de la Industria 5.0, que vendría a ser como el complemento que la Industria 4.0 necesitaba, aportando los valores sociales y ambientales que deben acompañar a la transformación industrial.

¿Qué es la Industria 5.0?

Según la definición que desarrolla la propia Comisión Europea en su informe, la industria 5.0 es un nuevo paradigma que se centra en tres elementos clave: el ser humano; la sostenibilidad medioambiental y la resiliencia. Debemos colocar la investigación y la innovación al servicio del objetivo de lograr una industria sostenible, con centro en el ser humano y resistente.

Por supuesto la Industria 5.0 no prescinde del uso y desarrollo de las nuevas tecnologías. Todo lo contrario, más bien trata de ponerlas al servicio de nuevos valores, más humanos y más sostenibles. Así, la Comisión en su informe refiere como tecnologías clave los gemelos digitales y simulación; la inteligencia artificial; tecnologías de transmisión, almacenaje y análisis (Big data) o tecnologías para la eficiencia energética, el uso de energías renovables, el almacenamiento y la autonomía.

De una manera resumida y citando palabras de la Comisión Europea en su informe, la Industria 5.0  «ofrece una visión de la industria que va más allá de la eficiencia y la productividad como únicos objetivos, y refuerza el papel y la contribución de la industria a la sociedad» y «sitúa el bienestar del trabajador en el centro del proceso de producción y utiliza las nuevas tecnologías para proporcionar prosperidad más allá del empleo y el crecimiento, respetando los límites de producción del planeta».

Pero veamos punto por punto cada uno de estos tres elementos clave de la Industria 5.0: enfoque humano, sostenibilidad y resiliencia

Enfoque humano

En los últimos tiempos hemos visto como la industrialización estaba basada únicamente en un un enfoque puramente impulsado por las ganancias y esto se ha vuelto cada vez más insostenible. Estamos en un mundo globalizado y un desarrollo industrial centrado exclusivamente en beneficios económicos acaba teniendo costes ambientales y sociales inaceptables.

Por todo ello la Comisión Europea apuesta en su informe por el desarrollo de la Industria 5.0 convirtiéndola así en proveedora de prosperidad e incluyendo consideraciones de carácter social y ambiental.

Se establece el concepto de innovación responsable, que sería aquella no sólo enfocada en el aumento de la rentabilidad, sino también en aumentar la prosperidad para todos los actores involucrados: inversionistas, trabajadores, consumidores, sociedad y el medio ambiente».

El proceso y desarrollo productivo basado en la Industria 5.0 debe tener en el centro las necesidades humanas como punto clave para su desarrollo. Citando palabras de la propia Comisión Europea en su informe:

“En lugar de preguntarnos qué podemos hacer con la nueva tecnología, nos preguntamos qué puede hacer la tecnología por nosotros.

En lugar de pedir al trabajador de la industria que adapte sus habilidades a las necesidades de de una tecnología que evoluciona rápidamente, queremos utilizar la tecnología para adaptar el proceso de producción a las necesidades del trabajador.”

Esta primera visión de la Industria 5.0 centrada en el ser humano es un cambio de paradigma fundamental, ya que deja de ver a las personas como medios para lograr fines, para verlas como fines en si mismo. Es decir, las personas pasarían de estar al servicio de las organizaciones a ser las organizaciones las que estarían al servicio de las personas, según esta quinta revolución o Industria 5.0

Sostenibilidad

La sostenibilidad pasaría a ser otro de los elementos clave para la Industria 5.0. Tal y como se indica en el informe de la Comisión Europea sobre la Industria 5.0:

«Para que la industria respete los límites del planeta, debe ser sostenible. Necesita desarrollar procesos circulares que reutilicen y reciclen los recursos naturales, reduciendo los residuos y el impacto ambiental».

Dentro de este contexto la economía circular pasa a convertirse en un elemento clave para lograr la sostenibilidad.

¿Pero en que se debe traducir este nuevo paradigma basado en la sostenibilidad que introduce la Industria 5.0?. Sin duda el concepto de sostenibilidad debe plasmarse en acciones concretas y traducirse en la implementación de medidas para reducir el consumo de energía, las emisiones de gases de efecto invernadero, evitar el agotamiento y degradación de los recursos naturales y garantizar las necesidades de las generaciones actuales sin poner en peligro las necesidades de las generaciones futuras.

Según el modelo introducido por la Industria 5.0 las nuevas tecnologías deben ponerse al servicio del medio ambiente y desarrollar herramientas y soluciones para optimizar la eficiencia, minimizar los impactos ambientales, reducir los residuos, las emisiones…

Las empresas deben comenzar a definir su plan de sostenibilidad, pues sólo las empresas que sepan integrar el respecto al medio ambiente en su hoja de ruta serán capaces de ser competitivas y alineadas con los nuevos cambios que introduce la Industria 5.0

El aumento de la conciencia por el cambio climático y la protección del medio ambiente, obliga a las organizaciones a definir su plan de acciones basadas en la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El criterio de sostenibilidad también impulsa un cambio radical en la forma de enfocar el futuro. Así pues, toda organización puede seguir siendo la misma siempre y cuando sea más responsable. Si quieres saber más sobre cómo convertir tu empresa en sostenible te recomendamos este artículo.

Aplicar de manera plena la sostenibilidad dentro de la  estrategia de una organización supone no sólo limitarse a reducir el impacto negativo, que también, sino lograr aumentar el impacto positivo sobre la sociedad y el medio ambiente. Con la llegada de la Industria 5.0 las empresas dejan de ser el problema y pasan a convertirse en parte de la solución.

Resiliencia

La resiliencia es otro de los tres puntos clave en los que se basa la Industria 5.0. Según la Comisión Europea:

La resiliencia se refiere a la necesidad de desarrollar un mayor grado de solidez en la producción industrial, armándola mejor contra las interrupciones y asegurándose de que puede proporcionar y respaldar las infraestructuras críticas en tiempos de crisis.

Los cambios geopolíticos y las crisis naturales como la pandemia de Covid-19, ponen de manifiesto la fragilidad de nuestro actual enfoque de producción globalizada. Debe equilibrarse con el desarrollo de cadenas de valor estratégicas lo suficientemente resistentes, una capacidad de producción adaptable y unos procesos empresariales de producción adaptable y procesos empresariales flexibles, especialmente cuando las cadenas de valor atienden a necesidades humanas básicas, como la salud o la seguridad.

Una estrategia resiliente basada en la Industria 5.0 debe ser «ágil y resistente con tecnologías flexibles y adaptables». Las organizaciones deben ser menos frágiles a los altibajos a los que están sometidas y por tanto, deben ser capaces de anticiparse, reaccionar y aprender sistemáticamente de cualquier crisis o situación que contravenga, lo que garantiza un crecimiento estable y sostenible en el tiempo.

¿Y ahora qué?

La Industria 5.0 ha llegado para quedarse y estamos sólo al comienzo de esta nueva transición. El que lo logremos o no dependerá del grado de compromiso y conciencia de todas las partes interesadas con este nuevo modelo.

La Industria 5.0 aboga por que la industria se convierta en la palanca para lograr objetivos sociales, convirtiéndose así en un proveedor resiliente de prosperidad, respetando el entorno y colocando el bienestar del trabajador y de la sociedad en el centro de su estrategia.

La Industria 5.0 con su enfoque sostenible, humano y resiliente se presenta como la solución que permitirá afrontar con éxito los desafíos y retos del futuro, sirviéndose de la tecnología para lograr este objetivo y como motor de impulso.

Si bien es cierto que muchas organizaciones aún no han logrado alcanzar el reto impuesto por la Industria 4.0 y todavía están en el proceso, es importante tener una visión de hacia dónde debemos avanzar, teniendo en cuenta que la UE va a impulsar a las empresas para que logren subirse al siguiente nivel marcado por la Industria 5.0.

El verdadero progreso de toda organización en los próximo años deberá ser sostenible, resiliente y humano.

En Eurofins Envira Ingenieros Asesores disponemos de un departamento especializado en sostenibilidad para las organizaciones, con un equipo de técnicos expertos en la materia. Si no sabes cómo enfocar tu estrategia sostenible contáctanos y te informamos sin compromiso sobre todas nuestras soluciones. Puedes enviarnos un formulario o llamarnos por teléfono al 985 98 00 50.