Actualidad

Noticias

Herramientas del método Lean Manufacturing: el Método Jidoka

Publicado el 02/02/2021

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone
metodo-jidoka-lean-manufacturing

Los métodos de producción conocidos como Lean Manufacturing se basan en la premisa de que los procesos pueden mejorarse paso a paso. Una de las metodologías más conocidas de la mejora continua dentro de las herramientas Lean Manufacturing es el método Jidoka.

¿Qué es el método Jidoka? 

Jidoka es una metodología japonesa que se podría traducir como Autonomización de los defectos o Automatización con enfoque humano y es uno de los pilares del “Lean Manufacturing junto con el “Just in time”.  

Finalidad del método Jidoka 

El método Jidoka busca verificar la calidad en el propio proceso de producción contando con sus propios mecanismos de autocontrol. Es decir, se trata de que cada proceso tenga controles automáticos de calidad. Con ellos se consigue detectar defectos en los productos o errores en los procesos, la detección automática y alertar al operario. 

Fue ideada por Sakichi Toyoda, fundador del grupo Toyota, quien creó un dispositivo capaz de detener un telar en el momento justo en el que se rompía uno de sus hilos. De igual forma, dicho dispositivo alertaba mediante una señal visual al operador de la máquina, que esta se había detenido, reduciendo los tiempos perdidos en el proceso, y dotando al mismo de un sistema de autocontrol. 

Objetivos del método Jidoka 

  1. Manejo efectivo del personal. 
  2. Calidad del producto fabricado. 
  3. Disminución del tiempo de producción. 
  4. Disminución unidades defectuosas. 
  5. Disminución costes. 

Aplicación: ¿cómo se implanta? 

El método Jidoka consta de los siguientes pasos para su aplicación: 

  1. Localización del problema. El operario o el dispositivo detecta una anomalía. 
  2. Parada. La producción se detiene temporalmente para evitar fabricar unidades con defectos. 
  3. Alerta.  Se emite la señal de alerta para hacer saber de la aparición del problema. Normalmente un sistema de luces para comunicar a todos los intervinientes del proceso. 
  4. Solución rápida. Se soluciona momentáneamente el problema para poder seguir produciendo. 
  5. Investigar y corregir la raíz. Se descubre la causa del problema y se aplica una solución definitiva. A este paso se le llama también “evento Kaizen”. 

Ventajas del método Jidoka 

Entre las ventajas de su implantación destaca: 

  • Plantilla cualificada: los trabajadores son conscientes de cómo encaja su labor dentro de todo el proceso y comienzan a tener una visión integral que les permite tomar decisiones adecuadas.
  • Reducción de costes a medio y largo plazo, porque se evita la producción de productos defectuosos.
  • Satisfacción del cliente.
  • Incremento de la calidad y rendimiento de producción: el método Jidoka contribuye a una mejora sustancial en la productividad de la organización.
  • Reducción de las actividades que no añaden valor. 

Estos problemas que surgen en todo proceso productivo y que son solucionados por el departamento de mantenimiento o los mismos operarios de los equipos, ha de ser gestionado y evaluado para investigar y corregir sus causas. La gestión de estas operaciones se puede realizar con una herramienta, como Ecogestor GMAO, un software avanzado para la gestión de todos los aspectos relacionados con el mantenimiento preventivo y correctivo de activos e instalaciones. Solicita ya una DEMO GRATIS sin compromiso.