Actualidad

Noticias

La Comisión Europea publica una comunicación sobre la recogida separada de los residuos peligrosos de origen doméstico (RPOD)

Publicado el 16/11/2020

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone
recogida_residuos_peligrosos_origen_domestico

Se publica una Comunicación de la Comisión Europea sobre recogida separada de los residuos peligrosos de origen doméstico (RPOD). Este documento incluye una serie de directrices para ayudar a los Estados miembros a cumplir con la obligación de recogida separada prevista en el artículo 20 de la Directiva marco sobre residuos.

¿Cuál es su objetivo? 

Estas directrices publicadas se han elaborado en cumplimiento del artículo 20, apartado 4, de la Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de noviembre de 2008, sobre los residuos, conocida como Directiva Marco Residuos. En esta directiva se estableció que la Comisión debía elaborar directrices sobre la recogida separada de fracciones de residuos peligrosos de origen doméstico para ayudar a los Estados miembros a cumplir la obligación de recogida separada prevista en el artículo 20, apartado 1, de dicha Directiva y para facilitarles la labor. 

Al mismo tiempo, esta comunicación tiene la finalidad de: 

  1. Prevenir riesgos para la salud humana y el medio ambiente, en especial para los trabajadores del sector de los residuos 
  2. Aumentar el índice de preparación para la valorización y de reciclado y la calidad de los materiales al evitar la contaminación de otros flujos de materiales, ya que esto da lugar a un tratamiento de los residuos que bloquea recursos en los niveles más bajos de la jerarquía de residuos.  
  3. Ofrecer una visión de conjunto de las mejores prácticas en lo relativo al cumplimiento de la obligación de recogida separada existentes en la Unión Europea (UE), en particular en los planos regional y local.  

A pesar de que estas directrices se centran en una gestión eficaz de los residuos peligrosos de origen doméstico, no se debe olvidar que, con arreglo a la jerarquía de residuos, la prioridad sigue es la prevención y la reducción. Por eso resulta tan importante realizar campañas de concienciación para reducir al mínimo el uso de productos peligrosos en hogares. 

¿A quiénes van dirigidas estas directrices? 

Principalmente a las autoridades locales, regionales y centrales de los Estados miembros, así como a los operadores de gestión de residuos., para así ayudarles en su cometido de elaborar y poner en práctica programas de recogida separada para los RPOD y facilitarles dicha labor. 

Composición de los residuos municipales en Europa 

El documento arroja datos de interés como que los RPOD representan aproximadamente el 1 % de los residuos municipales en términos de peso (sin tener en cuenta los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos -RAEE). Esto equivale a entre 1 kg y 6 kg por habitante al año. 

Por lo general, la mayoría de los residuos municipales en Europa, cuya principal fuente son los residuos de origen doméstico, proceden de seis flujos de residuos distintos: 

  • Biorresiduos 
  • Papel y cartón 
  • Plásticos 
  • Vidrio
  • Metales
  • Textiles
  • Otros 

A pesar de que los RPOD, que son una fracción pequeña, se incluyen en la categoría «otros». 

 

Fuente: Información basada en Banco Mundial (2018) y Eurostat (2008)  

Mejores prácticas en materia de RPOD 

El análisis realizado de las mejores prácticas existentes para la recogida de RPOD ha permitido identificar los siguientes sistemas de recogida separada de residuos:  

  • Recogida periódica en un lugar concreto (por ejemplo, puntos de recogida móviles) o a domicilio (con una periodicidad mínima de dos semanas). 
  • Recogida en tienda.
  • Depósito en puntos limpios. 

La comunicación publicada, expone al mismo tiempo las mejores prácticas en materia de RPOD con ejemplos de buenas prácticas en diferentes países de la UE sobre: 

1. Sustancias domésticas 

  • Productos de limpieza del hogar y cuidado personal. 
  • Pinturas, barnices, tintas y pegamentos.
  • Plaguicidas para hogares y jardines.
  • Productos fotoquímicos (de fotografía analógica).
  • Envases que contienen sustancias y mezclas peligrosas. 

2. Residuos sanitarios de origen doméstico 

  • Medicamentos. 
  • Objetos cortantes y otros residuos posiblemente infecciosos (agujas utilizadas por pacientes diabéticos, residuos de dispositivos de autodiagnóstico para enfermedades infecciosas…) 

3. Residuos de construcción y demolición 

  • Residuos de amianto. 
  • Madera tratada. 
  • Alquitrán de hulla y productos alquitranados.
  • Residuos del mantenimiento de automóviles.
  • Filtros de aceite y materiales absorbentes contaminados. 
  • Productos abrillantadores y anticongelantes para automóviles. 

4. Residuos que contienen mercurio (distintos a los de RAEE) 

  • Pilas de mercurio
  • Termómetros de mercurio 

Factores de éxito para la recogida separada de residuos peligrosos de origen doméstico 

El análisis de las mejores prácticas de los Estados miembros ha llevado a la Comisión a concluir que los factores presentados a continuación contribuyen en gran medida a la eficacia de los sistemas de recogida separada, en especial para los RPOD. 

El documento considera que los instrumentos que resultan satisfactorios para promover la recogida separada en Europa son: 

1. Incentivos económicos 

  • Con sistemas de responsabilidad ampliada del productor: modulación de tasas en función de criterios de sostenibilidad teniendo en cuenta criterios como durabilidad, reparabilidadreutilizabilidad o reciclabilidad de los productos o sustancias peligrosas en ellos. 
  • El sistema de pago por generación de residuos (PAYT), donde exponen un ejemplo de buena práctica en Bélgica. 

2. Instalaciones de recogida separada a medida 

  • Recogida a domicilio. 
  • Recogida periódica.
  • Contenedores situados en la calle.
  • Sistemas de devolución en tienda.
  • Puntos limpios. 

3. Concienciación y comunicación 

  • Campañas de concienciación sobre cómo separar envases.
  • Estas deben ir acompañadas de incentivos económicos o control de cumplimiento.
  • Se debe intentar que estén armonizadas y que se difundan a través de diferentes canales (tv, radio, prensa escrita, redes sociales, sitios web, revistas locales…).
  • Los mensajes deben estar adaptados al grupo poblacional.
  • Instalar información e instrucciones en putos de recogida de residuos. 

4. Control del cumplimiento 

En la práctica, las autoridades competentes pueden aplicar las siguientes medidas de control:  

  • Inspección visual de las bolsas de recogida de residuos transparentes. 
  • Verificación basada en el peso. 
  • Multas administrativas como complemento a la no recogida de las bolsas o los contenedores en los que haya residuos incorrectamente separados. 

Puede ampliar la comunicación de la Comisión Europea sobre recogida separada de los residuos peligrosos de origen doméstico (RPOD) en este enlace.