Actualidad

Noticias

Certificado RITE: preguntas y respuestas

Publicado el 13/02/2018

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

El certificado RITE se enmarca en el actual Reglamento RITE del RD 1027/2007, de 20 de Julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios e incluyen varios certificados exigibles en función del “momento” en que se encuentre la instalación.

¿Cuáles son los certificados que se exigen en el RITE?

Los tres certificados que se deben tener en cuenta son:

  • Certificado de la instalación: para la puesta en marcha de la instalación.
  • Certificado de mantenimiento: anual
  • Certificado de inspección: tras las inspecciones reglamentarias exigidas.

¿Qué es el Certificado de la instalación RITE?

Una vez finalizada la instalación, realizadas las pruebas de puesta en servicio de la instalación que se especifica en la Instrucción Técnica 2 del RITE, cuando el resultado es satisfactorio, el instalador habilitado y el director de la instalación, cuando la participación de este último sea preceptiva, suscribirán el certificado de la instalación.

¿Cuál es el contenido mínimo del certificado de la instalación RITE?

El certificado, según modelo establecido por el órgano competente de la Comunidad Autónoma, tendrá como mínimo el contenido siguiente:

  1. a) identificación y datos referentes a sus principales características técnicas de la instalación realmente ejecutada;
  2. b) Identificación de la empresa instaladora, instalador habilitado con carné profesional y del director de la instalación, cuando la participación de este último sea preceptiva.
  3. c) los resultados de las pruebas de puesta en servicio realizadas de acuerdo con la IT 2.
  4. d) declaración expresa de que la instalación ha sido ejecutada de acuerdo con el proyecto o memoria técnica y de que cumple con los requisitos exigidos por el RITE.

Para la puesta en servicio de instalaciones térmicas, tanto de nueva planta como de reforma de las existentes, será necesario el registro del certificado de la instalación en el órgano competente de la Comunidad Autónoma donde radique la instalación.

¿En qué consiste el Certificado de mantenimiento RITE?

Todos los años la empresa mantenedora y el director de mantenimiento (cuando su participación sea preceptiva) deben suscribir un certificado de mantenimiento para aquellas instalaciones RITE en las que la potencia térmica nominal total instalada en generación de calor o frío supere los 70 KW.

El certificado de mantenimiento RITE ha cambiado recientemente, por lo que las instalaciones de más de 5 KW que antiguamente debían de contar con él, ahora sólo es necesario para aquellas que superen los 70 KW.

El titular de la instalación debe conservar un ejemplar de dicho certificado e incorporarlo al Libro del Edificio, cuando este exista. La validez del certificado de mantenimiento expedido será como máximo de un año.

En Castilla y León se dispone de normativa propia en la que se exige el certificado de mantenimiento RITE para instalaciones con potencia térmica nominal superior a los 5 KW (RESOLUCIÓN de 19 de noviembre de 2014, de la Dirección General de Industria e Innovación Tecnológica, por la que se establecen instrucciones para la aplicación del Real Decreto 238/2013, de 5 de abril, por el que se modifican determinados artículos e instrucciones técnicas del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, aprobado por Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, en lo referente a la inscripción y mantenimiento de instalaciones. (B.O.C.Y.L. 241 de 16/12/2014)).

¿Cuál es el contenido mínimo del certificado de mantenimiento RITE?

Los modelos a utilizar para elaborar los certificados de mantenimiento se aprueban por cada Comunidad Autónoma y tendrá como mínimo el contenido siguiente:

  1. a) Identificación de la instalación, incluyendo el número de expediente inicial con el que se registró la instalación.
  2. b) Identificación de la empresa mantenedora, mantenedor habilitado responsable de la instalación y del director de mantenimiento, cuando la participación de este último sea preceptiva.
  3. c) Declaración expresa de que la instalación ha sido mantenida de acuerdo con el Manual de Uso y Mantenimiento y que cumple con los requisitos exigidos en la IT 3.
  4. d) Resumen de los consumos anuales registrados: combustible, energía eléctrica, agua para llenado de las instalaciones, agua caliente sanitaria, totalización de los contadores individuales de agua caliente sanitaria y energía térmica.
  5. e) Resumen de las aportaciones anuales: térmicas de la central de producción y de las energías renovables y/o cogeneración si las hubiese.

En el caso de no poder obtenerse los datos anteriores se justificará el motivo en el certificado de mantenimiento.

¿Qué es el Certificado de inspección?

Como resultado de la realización de una inspección sobre las instalaciones RITE, se emitirá un certificado de inspección, en que se indicará si el proyecto o memoria técnica y la instalación ejecutada cumple con el RITE, la posible relación de defectos, con su clasificación, y la calificación de la instalación.

¿Cuáles son las inspecciones exigibles?

Existen dos tipos de inspecciones principales que precisan certificado de inspección:

  • Inspecciones iniciales. con el fin de comprobar el cumplimiento de este RITE, una vez ejecutadas las instalaciones térmicas y le haya sido presentada la documentación necesaria para su puesta en servicio.
  • Inspecciones periódicas de eficiencia energética. Las instalaciones térmicas se inspeccionarán periódicamente a lo largo de su vida útil, con el fin de verificar el cumplimiento de la exigencia de eficiencia energética de este RITE. La IT 4 determina las instalaciones que deben ser objeto de inspección periódica, así como los contenidos y plazos de estas inspecciones, y los criterios de valoración y medidas a adoptar como resultado de las mismas, en función de las características de la instalación.

Para conocer más detalle del certificado RITE puede consultar la guía del RITE que recoge las novedades más importantes.