Actualidad

Noticias

Medida de calidad del aire mediante captadores pasivos

Publicado el 11/10/2018

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Medida de calidad del aire mediante captadores pasivos

Desde ENVIRA Ingenieros Asesores abordamos la medida de calidad del aire mediante captadores pasivos.

Los captadores pasivos, es una técnica sencilla para la determinación de contaminantes en inmisión que permite determinar la calidad del aire, identificar zonas críticas y evaluar las tendencias de contaminación atmosférica. Se trata de una metodología de bajo coste que permite realizar determinaciones simultáneas en un elevado número de puntos.

¿Qué es un difusor pasivo?

Un difusor pasivo es un dispositivo capaz de captar muestras de contaminantes de gas o de vapor de la atmósfera, con una velocidad controlada por un proceso físico como la difusión a través de una capa de aire estático, o de permeación a través de una membrana, sin la intervención de un movimiento activo de aire a través del captador.

Los captadores pasivos para la captación de gases se rigen por la Ley de Fick que relaciona el flujo de un gas que difunde desde una región de alta concentración (extremo abierto del tubo), con el tiempo de exposición y el área del captador, que está expuesto al contaminante.

Las moléculas de un gas, que están en constante movimiento, son capaces de penetrar y difundirse espontáneamente a través de la masa de otro gas, hasta repartirse uniformemente en su seno. Igualmente, dichas moléculas pueden atravesar una membrana sólida que presente, para la molécula gaseosa en cuestión, una determinada capacidad de permeación.

En el difusor pasivo se produce un gradiente de concentraciones del contaminante a determinar entre la concentración en el ambiente exterior y la concentración nula de este contaminante en el aire interior del agente absorbente. Este gradiente de concentraciones es la fuerza que mueve, por difusión, al contaminante desde el ambiente exterior, a través del captador, hasta llegar al absorbente.

Para la captación de cada compuesto se deberá seleccionar un absorbente específico. El captador pasivo suele instalarse durante periodos mínimos de 7 días. El periodo de muestreo se seleccionará en función de la concentración esperada. Una vez transcurrido el tiempo de exposición deseado, son analizados en el laboratorio para determinar la cantidad contaminante captado.

Componentes del sistema de muestreo

Los componentes del sistema de muestreo son:

  • Cartucho o tubo absorbente
  • Cuerpo difusor
  • Soporte de enganche de tubo y difusor
  • Soporte para fijación y de protección.

Ventajas de los captadores pasivos

Algunas de las principales ventajas de los captadores pasivos son:

  • reducido coste económico,
  • facilidad de ubicación debido a su reducido tamaño,
  • no necesidad de alimentación eléctrica,
  • su discreción
  • posibilidad de tiempos de muestreo prolongados

Todo esto permite una elevada resolución espacial y los hace muy adecuados para estudios previos de contaminación y de diseño de redes, para estudios que comprenden grandes superficies de terreno y para los estudios ambientales de largo alcance y largo plazo.

ENVIRA Ingenieros Asesores tiene en el alcance de su acreditación ENAC la determinación de diversos compuestos mediante captadores pasivos.