Actualidad

Noticias

La Secretaría del Convenio de Estocolmo publica la actualización del Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo y del Reglamento sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP)

Publicado el 27/11/2019

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone
Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo

En la actualización del Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo se recogen los seis nuevos contaminantes, quedando incluidos, por tanto, todos los COP incorporados al Convenio o al Reglamento hasta mayo de 2017.

¿Qué nuevos COP se incluyen?

A las 12 sustancias inicialmente recogidas en el Convenio, denominadas “la docena sucia”, se han ido incorporando gradualmente otras que han acreditado tener características COP. Actualmente son 28, algunas de las cuales son familias de hasta cientos de especies químicas que han sido utilizadas en sectores muy diversos.

La presente actualización del Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo incorpora los seis nuevos COP incluidos en el Convenio, que son:

  1. Hexabromociclododecano (HBCD).
  2. Hexaclorobutadieno (HCBD).
  3. Pentaclorofenol y sus sales y ésteres (PCP).
  4. Naftalenos policlorados (PCN).
  5. Decabromodifenil éter.
  6. Parafinas cloradas de cadena corta (PCCC).

Todos ellos de producción intencional, aunque HCBD y PCN se pueden generar también de manera no intencional.

Contenido y medidas del Plan Nacional de Aplicación

La estructura y el contenido del Plan Nacional de Aplicación ha ido variando para poder reflejar de manera más precisa la realidad de los COP en España y que de esta forma pueda servir como herramienta para informar y sensibilizar a las administraciones y sectores implicados acerca de la necesidad de destinar recursos que permitan proteger la salud humana y el medio ambiente frente a estos contaminantes.

Además de revisar y actualizar algunas medidas del plan de aplicación incluyendo a los nuevos COP, también se plantean otras sobre vigilancia de las concentraciones de estos contaminantes y sobre información y sensibilización. Todas las líneas de actuación se llevarán a cabo con la colaboración de los agentes implicados en función del tema específico de la medida: administraciones públicas, comunidad científica, organizaciones no gubernamentales sociales, ambientales y de consumidores y sector económico.

De las 32 medidas incluidas en las líneas de actuación, cabe destacar, entre otras, las destinadas a:

  • Promover el uso de alternativas potenciales para los nuevos COP que se identifiquen
  • Identificar actividades potencialmente generadoras de estas sustancias
  • Mejorar la información sobre flujos de residuos que puedan contener COP
  • Mantener y potenciar los Programas de Vigilancia Ambiental establecidos
  • Todas aquellas definidas con el fin de aumentar la información, sensibilización y concienciación sobre estas sustancias contaminantes del público en general y de forma particular a usuarios y trabajadores.

El Plan Nacional de Aplicación tiene como finalidad identificar los problemas asociados a los COP, abarcando todo su ciclo de vida, diagnosticar su realidad en España y definir medidas encaminadas a lograr su eliminación y, cuando esto no sea posible, la minimización de estos peligrosos contaminantes.

El Convenio de Estocolmo sobre COP, negociado en el marco del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), entró en vigor en el año 2004 y actualmente está ratificado por 183 países, entre ellos España, donde entró en vigor el 26 de agosto de 2004.

¿Le gustaría estar siempre informado de las obligaciones legales de aplicación en el área de medio ambiente para una organización? ENVIRA dispone del servicio EcoGestor LEGISLACIÓN, una herramienta online apoyada por un equipo de consultores especializado en medio ambiente para la información y actualización de normativa. Solicita sin compromiso una DEMO GRATUITA.